Política de cookies

miércoles, 26 de agosto de 2015

Guía de apoyo y consulta para el PACIENTE y su CUIDADOR: «El Polimedicado 2.0. Mucho más que medicamentos»

Hoy quiero presentaros un libro que, de entrada, afirmo que me ha gustado muchísimo: Guía de apoyo y consulta para el PACIENTE y su CUIDADOR: «El Polimedicado 2.0. Mucho más que medicamentos» Si pincháis en el título o en la foto, podéis bajarla para consultarla con tranquilidad. El acceso es libre.
      El libro es una edición conjunta del Colegio de Enfermería de Cádiz(1) y de la Asociación Andaluza de Enfermería Comunitaria (ASANEC).
      Y una de las mejores aspectos de este libro: sus autores. El libro está coordinado por Myriam Gallego, Especialista en Farmacia Hospitalaria, y es una obra coral en la que vemos la participación de diversos profesionales: enfermeros, farmacéuticos, una terapeuta ocupacional, médicos, fisioterapeutas y odontólogos. Con ello se entiende la importancia que en realidad se le ha dado a la idea de que el enfermo crónico debe ser entendido desde diversas disciplinas de salud relacionadas en forma de equipo. Un ente que hoy día es más una utopía que muchos deseamos y no es aún una realidad patente, pero esta obra es un buen intento de mostrar como debería ser. Sólo faltan dos protagonistas en esta obra como autores, no como elementos pasivos de su contenido: EL ENFERMO CRÓNICO y LOS CUIDADORES.
      El título es totalmente expresivo: es una guía para que los enfermos y/o sus cuidadores puedan tener una herramienta de consulta en todo momento que facilite su vida cotidiana. Buscar el protagonismo y responsabilidad del enfermo en su propio cuidado mediante la adquisición de conocimientos es el espíritu que impera en toda la obra. Su contenido está repartido en 5 bloques:
  1. El paciente polimedicado: en el que se definen los protagonistas a los que va dirigido el libro: el enfermo y los cuidadores.
  2. La terapia crónica: en el que se encuadra al enfermo en atención primaria, en los servicios de urgencias o en el hospital. Se explica el manejo de medicamentos en domicilio, sus características, medicamentos de espacial dispensación...
  3. Necesidades básicas del paciente en domicilio: comunicación, aseo y movilización, alimentación, eliminación...
  4. Cuidados avanzados: riesgo de caídas, manejo prevención de úlceras por presión, dolor, manejo y cuidado de sondas vesicales...
  5. Relación con el entono: redes sociales, internet...
      En la obra se deja patente la importancia de la conexión e integración de la asistencia primaria con la hospitalaria, en la que un enfermo debería ser atendido por profesionales en su alta, en la farmacia al retirar sus fármacos y en el domicilio, una vez que afronta el hecho de la administración de esos medicamentos por su cuenta. Yo destaco que el enfermero de enlace o gestor de casos (según como se le llame en cada lugar) es vital en este punto. Los informes de alta enfermeros y la comunicación fluida y real entre enfermeros de hospitalaria y primaria conforman mi utopía personal, y esta obra refuerza y consolida mi punto de vista. La continuidad de cuidados debe ser fundamental... 
      Me parece que «Guía de apoyo y consulta para el PACIENTE y su CUIDADOR: «El Polimedicado 2.0. Mucho más que medicamentos» es una magnífica guía para enfermos y cuidadores. Me consta que cuidaron el lenguaje para hacerlo asequible a toda persona que pueda afrontar su lectura o su consulta, pero creo que esta guía en realidad no debería ser un fin en sí misma; creo que debe ser una puerta que abra y haga fluida la comunicación entre enfermos/cuidadores y los profesionales de la salud en el objetivo común de hacer la vida de los enfermos polimedicados y sus familias algo más sencilla, más saludable y más segura, con más calidad.
      Confío que en futuras revisiones, que espero sinceramente que las haya, se cuente con la participación de enfermos, cuidadores, psicólogos y profesionales de la salud de atención primaria. 

      Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

(1) Me alegra ver que un COE respalda un trabajo multidisciplinar de este calibre y de esta calidad. Ojalá cundiera el ejemplo.

jueves, 13 de agosto de 2015

Las mascotas y nuestra salud.

En la fotos os presento a mis dos amigas, Runa, en las dos primeras imágenes y Berta, en las dos segundas. Unos de los mejores días de mi vida, fue cuando ellas llegaron a casa y formaron parte de nuestra familia. Yo las llamo «mis nenas», porque cuido de ellas, velo por su seguridad, las alimento, las llevo al veterinario y procuro que su salud sea buena... Pero cada día me doy más cuenta de que recibo más de ellas de los que yo pueda darles.
      Sencillamente ya no entiendo mi vida sin las dos. Y me duele cuando me voy de vacaciones o hago un viajecito corto porque no me las puedo llevar.
      Tener a mis dos gatas me reporta un beneficio que va más allá de la compañía o de lo divertido que pueda resultar. Pero este beneficio me lo reporta a mí y a mis hijos: a toda la familia.
El beneficio de tener animales de compañía se puede documentar en numerosas publicaciones fácilmente accesibles cuando se busca un poco en Internet. Me ha resultado muy gráfica una infografía publicada por la Fundación Affinity en 2014:


Las mascotas nos hacen más felices, nos proporcionan un cariño sincero, compañía, una obligación saludable de «cuidar al otro». al sacar a nuestra mascota a pasear hacemos ejercicio, nos relacionamos con otras personas que hacen lo mismo, incentivamos nuestra vida social y todo ello reporta una sensación magnífica que pocas situaciones en la vida nos dan.

      Existen, además, evidencias científicas (ver documentos al final de este artículo) con respecto al beneficio que se obtienen con las conocidas como TERAPIAS ASISTIDAS CON ANIMALES, en las que de forma controlada y con animales expresamente seleccionados para ello, se utilizan mascotas para que interacciones con determinadas personas enfermas y conseguir mejorar su situación. Se utilizan tanto perros, como gatos así como caballos en terapias de tipo neurológico, psicológico y social en situaciones como Alzheimer y otra demencias degenerativas, retraso psicomotor/madurativo, parálisis cerebrales, autismo, diversos trastornos de la atención, patologías psiquiátricas... y un largo etc. que cada día se irá completando.
      Con este artículo quiero ir un poco más allá de los vídeos virales de gatitos graciosos o de perritos saltarines que todos los días visualizamos y compartimos en las RRSS. Quiero poner el acento en el beneficio mutuo que supone nuestra relación amistosa con las mascotas. Cuando uno decide tener una mascota en casa debe ser responsable de su cuidado y seguridad. Si no se está convencido de firmar este contrato de por vida oficioso, mejor no tener un animal en casa. Porque no son un juguete, no son peluches o una cosa que cuando estorba se aparta y punto. Son seres vivos que sienten, sufren, aman, lloran y tienen miedo. Que comen, que hacen sus necesidades, que necesitan ser educados y cuidados y eso requiere tiempo y cierta capacidad de poder costear un veterinario. Que se reproducen de forma instintiva y debemos asegurarnos de su descendencia no es infinita... en fin. En definitiva, cuando uno lleva una mascota a casa debe ser consciente de la enorme responsabilidad que supone...

¿Comprar o adoptar?
Bueno, creo que es una buena pregunta.
      Como diría una buena amiga, lo mejor es rescatar... A diario se abandonan decenas de animales. Según la Fundación Affinity, en 2014 se abandonaron casi 107.000 perros y más de 33.000 gatos. La suerte de estos animales es desigual. Algunos hasta pueden llegar a suponer, en ciertas situaciones, un peligro de salud pública. Por eso yo os animo a ADOPTAR. Como decía una bonita publicidad que leí no sé dónde, a los amigos no se les compra. Entiendo que, a veces, se busca una raza concreta de perro grande o pequeño, de gato sin pelo largo o que no sea negro. Lo sé. Pero si pensáis en la cantidad de animales que se echan a la calle a diario, que se maltratan o apedrea, que se utiliza como diana de perdigonazos o de patadas, creo que adoptar a un animal abandonado es una buena opción... Haréis una doble labor: sacaréis a un animal de la calle o evitareis que lo sacrifiquen en la perreras habituales y daréis una segunda oportunidad a un animalito que alguien ha desechado. Además, será gratis... salvo ciertos gastos que se hacen obligatorios como vacunas, esterilización, desparasitación, chip... Pero cuando compráis una animal en una tienda, aparte del precio como producto que pagáis por él, también tenéis que costear esos gastos veterinarios. No olvidéis que chip, vacunas y desparasitación son obligatorias para tener una mascota en casa. Eso se incrementa con la licencia precisa si se trata de un animal considerado como raza peligrosa... Para adoptar animales abandonados poneros en contacto con asociaciones que se ocupan de su rescate... Existen cientos, buscad en vuestra zona de residencia. Os lo agradecerán. Y si no podéis adoptar por la razón que sea, podéis haceros socios o contribuir con aportaciones que ayuden a los gastos del cuidado de estos animales.
      Yo adopté a mis dos gatas, Runa y Berta... y nada de lo que me gasto en su cuidado me parece tirar el dinero; al contrario.
       Esto es todo.
      Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

PS: dedico esta entrada a mis compañeras de trabajo y amigas, Lola y Loli. Ellas me inspiraron ayer esta entrada. El amor hacia los animales me dice mucho bueno de las personas...

PARA SABER MÁS:
      

martes, 4 de agosto de 2015

En Chile... matronas vs enfermeras

Hoy me voy a animar a tratar un tema que afecta a las enfermeras en otro país, en Chile. Las enfermeras chilenas tienen un litigio abierto con las matronas con respecto a las competencias que cada una de estas profesiones puede tener en el cuidado y atención en neonatología. Partimos de la base de que las matronas chilenas, a diferencia de las españolas, realizan una carrera aparte, es decir, no son una especialidad de enfermería como en España, sino que es una carrera en sí misma y, por lo tanto, independiente. 
      El problema viene porque las enfermeras reclaman su capacidad de atender a los neonatos desde su nacimiento en las unidades hospitalarias correspondientes, algo que choca, al parecer, con lo que las matronas han venido haciendo hasta ahora y que desean seguir haciendo. Lo que está claro es que la ley chilena establece funciones claras en ambas profesiones y que dejaría a las matronas fuera de los servicios de neonatología hospitalarios. En este cuadro, que me ha facilitado la enfermera Silvia Rojas*, queda patente:
      El siguiente cuadro comparativo entre ambas profesionales
ENFERMERAS
MATRONAS
Art. 113
Art 117
Desde el año 1960 se comienzan a implementar Unidades de Recién Nacido Patológico o Enfermo y Prematuros con ENFERMERAS (Neonatología)
La matronas se desempeñan en las maternidades, con sus funciones siempre delimitadas a la mujer  en parto, puerperio normal y el recién nacido sano
Interviene con cuidados en paciente ENFERMO en todo su ciclo vital, que requiere cuidados de enfermería para su recuperación.
Interviene en la mujer en parto, puerperio NORMAL y Recién nacido SANO, sin necesidad de cuidados especiales, hasta los 28 días de vida. En la salud sexual y reproductiva, en Lactancia materna
1978 se cierran casi todas las escuelas de Enfermería en Chile, excepto 4.
En 1982 por orden de la autoridad, ante la falta de enfermeras se debe comenzar a enseñar a matronas el cuidado del recién nacido hospitalizado, al inicio hubo resistencia por parte de algunas de ellas por no corresponderle a su Rol: En ese entonces no existía técnicas invasivas como Ventilación mecánica, cateterización, drogas vasoactivas y otras como actualmente.
Paulatinamente el índice de natalidad disminuye en el país.
Progresivamente las matronas acceden a campos que históricamente no habían incursionado.
Enfermería NO intenta realizar funciones que no correspondan a su ROL. En el Hospital, Su ámbito es el Cuidado del paciente enfermo.
2010, 2011, 2012 Enfermería debe responder frente a la creciente presión del Colegio de matronas porque se apruebe la Exclusividad de matronas en los campos que histórica y legalmente corresponden a Enfermeras.
Es una época difícil y compleja para las enfermeras que ejercen en estos campos y el ingreso de nuevas enfermeras en esas áreas requiere esgrimir la ley.
2010 Se emite a Norma 21  que “permite a las Matronas y matrones que desarrollen labores de cuidado que exceden de su ámbito” (Dictamen CGR Nº46.357)
2011 Colegio de Matronas hace presentación a Contraloría para, entre otros temas, eximir a las enfermeras, enfermeras-matronas y alumnas de enfermería de los campos que de acuerdo a la Norma 21, consideran propios. Contraloría dictamina (Dictamen Nº 61.850 de 30-09-2011) indicó que estos campos “no son exclusivos de matrones y matronas”.
En unidades de Obstetricia (como pabellones y urgencia obstétrica) Ginecología y Neonatología “no necesariamente se atienden mujeres y recién nacidos que se encuentran en situaciones normales, sino también aquellos que requieren cuidados especiales, lo que justifica y hace necesaria la participación de profesionales de Enfermería, en razón de lo estatuido en el artículo 113” (Dictamen CGR Nº46.357)
De lo anterior se desprende que las unidades de Obstetricia, Ginecología y Neonatología, NO SON EXCLUSIVAS de matronas y matrones. En este ámbito, su acción se debe “ceñir a lo prescrito en el artículo 117 del Código Sanitario” (Dictamen CGR Nº46.357)
Ministerio de Salud, indica conformación de mesa de trabajo con ambos gremios para aplicar dictamen.
Matronas interponen recursos de protección masiva, los que en su mayoría son rechazados por la corte de apelaciones, pues no ven en ellos la vulneración de algún derecho constitucional.
Conglomerado de Enfermería realiza marcha a Nivel Nacional el 14 de julio de 2015, exigiendo a la Ministra de Salud se ajuste a la legalidad que indica el dictamen Nº 46.357 que se basa en jurisprudencia anterior y de respuesta en el corto plazo de cómo se implementará el dictamen.
Colegio de matronas y Diputada Kacol Cariola (matrona) presentan moción de proyecto de ley para Modificar artículo 117 del código sanitario, evidenciando la ilegalidad en la que están actualmente ejerciendo.
Esto implica un riesgo al haber  dualidad de funciones y expone innecesariamente a pacientes,  vulnerando sus  derechos y deberes…

Las enfermeras y Enfermeros asisten a los pacientes las 24 horas del día.
Otros Profesionales actúan como interconsultores del equipo de salud.


       Aunque tenemos una formación diferente en Chile y en España, no he podido evitar pedir información a mis colegas españolas e informarme de cual es la situación aquí. Y diré que según se me ha informado (y pido por favor que se me corrija si me equivoco) las matronas no están y, en principio no creo que vayan a estar, en las unidades de Neonatología españolas, aunque las matronas en España, en su formación como EIR, si tienen una rotación por estos servicios. Lo que es indiscutible es que en los servicios de neonatología sólo hay, en general (insisto en la generalización...), enfermeras desarrollando su labor.
      Lo que sí parece claro, volviendo al caso de Chile, es que las enfermeras sí están capacitadas para llevar a cabo su labor en los servicios de neonatología y si la ley reconoce su capacitación, lo que se debe primar es el cumplimiento de la misma y no interpretaciones derivadas de una situación práctica, se produjera ésta por el motivo que se produjera. 
      La OMS establece que (el resaltado en negrita es mío):

La enfermería abarca la atención autónoma y en colaboración dispensada a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o no, y en todas circunstancias. Comprende la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención dispensada a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal.

Es decir, a nivel internacional, se reconoce la capacidad de las enfermeras para atender a las personas desde su nacimiento hasta su muerte, en toda situación de salud, enfermedad y/o discapacidad. 
      No pretendo inmiscuirme en conflictos que se producen en otros lugares, no es es mi intención y, por supuesto, respeto el trabajo de las matronas en Chile, en España y en todo el mundo. Solo me gustaría saber que la ley se acata en todos y cada uno de los lugares en los que la enfermería desarrolla su labor y que se tiene en una justa consideración su capacidad de trabajo. 
      Sí me gustaría, eso sí, lanzar una invitación a las enfermeras y matronas chilenas: que busquen un punto de encuentro en el que no se descarte a ninguna de las dos profesiones; considero que el trabajo en común, aportando cada profesión su bagaje de conocimientos y experiencia, será lo que redunde en mayor beneficio tanto para madres como para neonatos, estén éstos en la situación que se encuentren de salud o enfermedad. Porque lo único que debe importarnos como profesionales sanitarios, es el cuidado y bienestar de las personas que atendemos.
      Esto es todo.
      Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...


*P.S. En una primera versión indiqué que la presidenta del Colegio de Enfermería de Chile es Silvia Rojas, pero me corrigen en mp y me indican que la actual Presidenta es Paola Pontoni Zúñiga. Pido disculpas por esta falta de información actualizada.
Ya está corregido en texto. 

Muchas gracias
editado 7 julio 2015: corregir errores

viernes, 31 de julio de 2015

Plasmaféresis... ¿qué es y en qué consiste?

imagen perteneciente a MedicalExpo (C)

La plasmaféresis, definida de forma muy simple, es una técnica de purificación sanguínea extracorpórea (la sangre se extrae para procesarla y después se re-inyecta) que consiste en retirar de la sangre, del plasma, todos los elementos nocivos que sea posible. Según el Diccionario de Términos Médicos de Editorial Médica Panamericana:

plasmaféresis (plasm(a) + aféresis; docum. en ingl. desde 1914) [ingl. plasmapheresis]
1  s.f. Aféresis en la que se realiza una separación y retirada, en grandes cantidades y mediante separadores celulares, del plasma sanguíneo.

Sería algo similar a la limpieza que se lleva a cabo en la hemodiálisis, solo que en ésta se limpia la sangre de sustancias tóxicas como creatinina, urea, iones... y en la plasmaféresis se eliminan sobre todo células o anticuerpos (proteínas) que puedan ser perjudiciales para el organismo y que varían de unas patologías a otras. También se utiliza una técnica similar en los Bancos de Sangre, en las donaciones en las que se separa el plasma por un lado, plaquetas por otro y concentrado de hematíes por otro. Depende de lo que se necesite la técnica será una u otra.

      Para la realización de la terapia se requieren equipos especializados que garanticen un tratamiento adecuado y seguro. Es necesario un sistema de circulación extracorpórea. La separación del plasma y las células sanguíneas se pueden realizar por métodos de centrifugación o mediante el uso de separadores de membranas, cada una de éstas teniendo ventajas y desventajas (1)

En la imagen superior tienen una fotografía de una de las máquinas que se suelen usar para este fin; tiene el aspecto de una máquina de hemodiálisis simplificada, si se me permite el símil simplón. Para las donaciones de sangre se suele usar sangre que se obtiene canalizando una vía venosa periférica. En la Plasmaféresis Terapéutica se suele necesitar una vía de sangre gruesa (central, con un catéter que posibilite lo que se conoce como una vía central, o en una fistula arteriovenosa periférica propia en los enfermos en hemodíalisis). Una de sus ventajas es que se puede realizar en la misma sesión de hemodíalisis (2)

La plasmaféresis terapéutica suele usarse sobre todo en patologías neurológicas, en ciertas enfermedades renales y hematológicas. Destacan procesos graves de coagulación sanguínea, intoxicaciones y envenenamientos, en ciertos procesos de rechazo en trasplante de injertos o preparación para los mismos, sepsis, patologías infecciosas graves, ciertas patologías autoinmunes...
      No es una técnica complicada de llevar a cabo hoy día; puede tener una duración muy similar a la de una sesión de hemodiálisis y sus efectos secundarios pueden ser similares, sobre todo, hipotensión y alteración de ciertos iones. A diferencia de la HD siempre se realiza en un centro hospitalario, concretamente se suele realizar en los servicios de UCI dadas las complicaciones inmediatas que pueden derivar y que precisan una vigilancia y cuidados extra.

(1)Plasmaféresis terapéutica. Juan Pablo Córdoba, Carolina Larrarte, Martín Alonso Rondón  
Acta Med Colomb Vol. 39 Nº 1 Enero-Marzo 2014; pagina 29
(2) Plasmaféresis C.A. Restrepo Med Colomb Vol. 39 Nº 1 Enero-Marzo 2014; página 11

PARA SABER MÁS:
  • Plasmaféresis terapéutica Juan Pablo Córdoba, Carolina Larrarte, Martín Alonso Rondón  Acta Med Colomb Vol. 39 Nº 1 Enero-Marzo 2014
  • Plasmaféresis C.A. Restrepo Acta Med Colomb Vol. 39 Nº 1 Enero-Marzo 2014
  • Hemodiálisis y plasmaféresis simultáneas A. Martínez Gómez, C. Tierno Tendero, M. Labrid Cantarell, I. Muñoz Benítez, M. Mendoza Porcuna, R. Crespo Montero Rev Soc Esp Enferm Nefrol 1998; 1 (3): 9-14
  • Plasmaféresis terapéutica, tipos, técnica e indicaciones en medicina interna César A. Restrepo, Elizabeth Márquez, Maria Fernanda Sanz Manizales Med Colomb vol. 34 nº 1 ~ 2009 
  • Plasmaféresis terapéutica. Análisis de 2 años en el Instituto de Hematología e Inmunología Dra. Norma Fernández-Delgado, MSc. Mariela Forrellat-Barrios, Lic. Tania González-Suárez, Lic. Odalys Salgado-Arocena Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter vol.28 no.2 Ciudad de la Habana abr.-jun. 2012
Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

viernes, 17 de julio de 2015

Memoria de mi enfermera LV: «Sociedad enferma... ¿de qué?»


Lo tiraron a un contenedor de basura... pero no a uno de esos verdes con tapa ancha y abatible, no. ¡¡Lo tiraron a un contenedor de esos soterrados, difíciles de acceder, metido en una bolsa de basura!!       Quería deshacerse de él como si fuera una cosa inservible e inútil; ella lo tiró sin más...
      Pero él lloró. Lloró con fuerza y con ganas hasta que alguien le oyó y hasta que alguien le habló y le ayudó. No puedo ni imaginar la angustia de ese pequeño nene metido en una bolsa a dios sabe cuántos grados de calor, medio deshidratado, a oscuras, entre basura... luchando por su vida haciendo lo único que podía hacer... LLORAR.
      Lo tiró su madre. Lo tiró a la basura. Sí... siento una pena enorme y dolorosa, porque no dejo de pensar si no lo hubiera escuchado nadie.
      La madre está en la cárcel... y la juzgarán y la condenarán, o eso espero. Y ese nene pequeñete vivirá.

¿En qué basura -perdón- de sociedad vivimos en la que alguien cree que la solución a un hijo no deseado es tirar a su bebé a la basura? ¿No podría haber llamado a una ONG o a un convento o simplemente llamar a los servicios sociales del hospital donde parió y contar lo que le pasaba? NO. Lo tiró. Existen millones de posibilidades para dar solución a su problema pero ella solo eligió una.

La sociedad en la que vivimos está enferma. Enferma de egoísmo y miseria moral... es lo único que puedo pensar al conocer la noticia de que una madre tiró a un bebé de 10 días a la basura porque no lo quería. Y ¡ojo! esto no es la primera vez que sucede y, siento pena al razonar que no será la última. Se mutilan a diario niñas y niños, sufren abusos, se les golpea y maltrata de miles de formas ruines, mueres por los golpes de sus cuidadores... sí, no es la última vez que veremos algo así. 
      Porque hay personas que se creen que para salvar su propia situación tiene el derecho a matar a otras o a intentarlo... Quizá tiene una cierta justificación cuando te defiendes de otro que quiere a su vez matarte a ti. Pero no tiene ninguna... NINGUNA justificación cuando al que quieres matar es a un bebé recién nacido.
      Espero que ese peque tenga más suerte en esta vida que la que ha tenido con la madre que le ha dado el azar... quizá la auténtica suerte es que esa persona no le cuidará ni le criará.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

jueves, 25 de junio de 2015

Las enfermeras de Residencias: ¿quién las conoce?

En este espacio, creo, he hablado de casi todas las labores que realizan los enfermeros y enfermeras en los diversos ámbitos de la sanidad, tanto primaria como especializada. Siempre he tenido presente que me faltaba pro escribir esa rama de la enfermería que supone el trabajo en residencias de diversa índole. Si ya hablé de las enfermeras de primaria como las grandes olvidadas, creo que hay que afirmar, con enorme tristeza, que los enfermeros más invisibles son los que trabajan en residencias. Esta es una situación muy injusta y en este artículo voy a dar un poquito de luz sobre su trabajo y la enorme labor que llevan a cabo a diario. Empiezo por decir que trabajé en una residencia, un CAMF, durante 5 años y medio. Y sé lo que digo cuando afirmo que las enfermeras de residencias son las grandes olvidadas... son INVISIBLES.
      Vamos por partes...

¿Qué es una residencia?
La mayoría asocia el concepto de «residencia» a personas ancianas, aunque lo cierto es que residencias existen de muy diversos tipos según las personas a las que atienden. En general una residencia es una institución en el que personas con necesidades concretas viven, bien de forma temporal, bien de forma definitiva. La necesidad de vivir en una residencia viene casi siempre determinada porque la persona presenta alguna dependencia, bien de tipo físico, social y/o psicológico. Por lo tanto en residencias pueden vivir personas ancianas y personas de cualquier edad con alguna discapacidad física o intelectual/psicológica.
      En las residencias se ofrecen cuidados integrales y continuos de desarrollo personal y socio-sanitarios.
      A las personas que viven en residencias, tanto si es de forma temporal como definitiva, se les llama «residentes»

¿Qué tipo de residencias existen?
La primera división que voy a hacer es entre residencias públicas y residencias privadas. Esta últimas pueden ir desde un piso de mala muerte gestionado pro personas «casi» sin formación socio-sanitaria de ningún tipo... como los que me he encontrado en varias ocasiones a lo largo de mis años de trabajo a domicilio, hasta las residencias se cierto lujo, con instalaciones de diseño hotelero y con prestaciones casi a la carta.
      Las que en general cumplen con los requisitos mínimos de servicios, prestaciones y recursos humanos y físicos necesarios son las residencias de gestión o titularidad pública, pueden ser tanto públicos al 100% o subvencionados. En la actualidad la mayor parte de las residencias de ancianos son gestionadas por las autonomías y ciertos diputaciones y ayuntamientos, dentro de sus competencias en este tema. Pero ciertos tipos de instalaciones residenciales como las que dan atención a personas con discapacidad física y/o psíquica son gestionados por el Estado mediante el IMSERSO.

¿Qué profesionales trabajan en las residencias?
Al proporcionar una atención continuada e integral, los profesionales que trabajan en estos centros son de muy diverso tipo y especialidad: médicos, enfermeros, trabajadores sociales, terapeutas ocupaciones, fisioterapeutas, auxiliares de enfermería, psicólogos, cuidadores, limpiadores, servicio de hostelería (cocineros, camareros...); educadores, maestros, voluntarios... Parte de este personal trabaja 24 horas al día 7 días a la semana, como son los auxiliares de enfermería (TCAE), cuidadores (no sanitarios) y enfermeros. En algunas residencias de ancianos, sobre todo de ancianos muy dependientes, puede haber médicos las 24 horas, pero en residencias de discapacitados físicos o psicológicos, no, por lo que gran parte del día la asistencia en estos centros es llevada por enfermeros como único personal sanitario (CAMF, CRMF, CAMP...) o acompañados de TCAE-auxiliares, en el caso de las residencias de ancianos.

Enfermeros de residencia
Hemos llegado al tema central de esta entrada. ¿Qué trabajo llevan a cabo los enfermeros de residencia? Voy a hablar solo de residencias públicas. las privadas van aparte... en todos los sentidos, y se salen por ambos extremos de la campana de Gauss. Las hay magníficas, por supuesto, de lujo..., pero por desgracia también las hay deplorables... las hemerotecas están llenas d ejemplos.
      Una de las características más importantes que debemos tener en cuenta es que los residentes que viven de forma definitiva en esas instalaciones no cambian, no se les da de alta a corto plazo, por lo que esa constancia permite conocer a las personas con las que trabajamos y eso es una ventaja incuestionable. Por otro lado, salvo la discapacidad física y/o psicológica que puedan ser el motivo inicial para su ingreso, los residentes se tratan de personas «sanas» en el concepto más amplio de la palabra. Si su adaptación física, psicológica y social es adecuada, esa persona no será un «enfermo» o «paciente» concepto en el que nos solemos sentir más cómodos. Un anciano no es una persona enferma... puede llegar a serlo, pero no lo es per se.
      Otra cuestión importante es que la residencia es la casa, el hogar, el domicilio de los residentes. No es un medio hospitalario en el que tenemos pleno acceso como suele suceder en los centros sanitarios, por lo que nos movemos con cierta limitación, la que este concepto supone e implica. Las visitas de familiares, amigos, conocidos, no se dosifican ni se limita la entrada, salvo en los horarios establecidos... muchísimo más amplios que en un hospital, como es lógico. 
      El trabajo no se hace desde las plantas, es decir, el enfermero no está físicamente en un control de enfermería como en los hospitales. Está en una unidad de enfermería (con o sin médico) desde donde organiza su labor diaria. Esta labor supone:
  1. Valoración al ingreso... Ésta debe ser más completa, si se me permite puntualizarlo, que en un hospital, porque esta valoración es la que va a determinar su adaptación al medio residencial, qué ayudas va a precisar, que adaptaciones. Ni que decir tiene, que enfermería hace su valoración y el resto de profesionales la suya, poniéndose más tarde en común y desarrollando un proyecto individualizado para cada persona que ingresa. El trabajo en equipo debe (...debería) ser fundamental. En mis años de enfermera de IMSERSO se nos ninguneó sin piedad y de forma sistemática casi siempre por parte de algunos licenciados... y no solo ni siempre el médico). Eso sí, el trabajo con cuidadores y TCAE debe ser siempre en equipo, sin grietas en el sistema dado que enfermería no está al lado del residente en todo momento y son ellos los que a veces valoran y llaman.
  2. Por supuesto, tras valoración inicial, se establecen los cuidados, planes de cuidados, que va a precisar esa persona en base a su situación de ingreso en la residencia. Para ello se dispone de varios protocolos que se activan inmediatamente: movilidad, incontinencia-eliminación, prevención de UPP, vigilia-sueño, nutrición-alimentación, higiene... en cuanto a necesidades básicas y en cuanto a patologías, el protocolo correspondiente en base a diagnóstico de patologías crónicas o de prevención de alguna de ellas en base a riesgos detectados (obesidad, HTA, Diabetes...). 
  3. Seguimiento: se llevan a cabo actuaciones programadas de seguimiento de la situación del residente. En ocasiones debemos replantear todo el plan por situaciones de agravamiento, brotes de patologías degenerativas, accidentes...
  4. Trabajo con otros niveles de Atención Socio-sanitaria: dado que muchos de los residentes son enfermos crónicos o presentan patología diversas se les debe proporcionar asistencia programada en ciertos servicios de Atención Especializada u Hospitalaria que suele ser trabajado en su organización por enfermería en colaboración con médicos, auxiliares-cuidadores y terapeutas.
  5. Atención en programas puntuales, como ingreso de residentes por descanso familiar, programas de intercambios de residentes entre residencias, vacaciones de residentes, excursiones en grupo, altas... son situaciones que requieren un esfuerzo añadido, una magnífica organización y nuevas responsabilidades que se suman a las ya de por sí abundantes en una residencia. 
  6. Imprevistos: todo lo anteriormente expuesto va sin contar las urgencias que se puedan producir dentro de la residencia y que en el caso de las residencias CAMF si surgen por la tarde o en festivo o fin de semana, la enfermera atiende sola: accidentes, caídas, paradas cardiorrespiratorias, agresiones, atragantamientos (sobre todo los CAMF)... en algunos casos, ciertas urgencias requieren llamar al centro de salud de zona para que acuda el médico que le corresponda los avisos a domicilio, pero en otros requiere llamar al 112/061 y actuar mientras el citado servicio acude. Hasta que viene quien sea... la enfermera actúa sola, decide sola, prescribe lo que crea oportuno siempre en el ámbito de sus competencias, según el caso, sola... A veces, para que no muera una persona se toman decisiones que muchos discutirían.
Resumiendo
Las responsabilidades de un enfermero en el ámbito residencial son enormes, una gran carga de trabajo que a menudo se lleva en solitario, es decir, sin otro enfermero. En mi caso en el CAMF donde trabajé, desde el viernes por la tarde al lunes por la mañana no había médico. Y los festivos y fines de semana trabajaba un solo enfermero... En los CAMF no hay auxiliares, sino cuidadores... figura no sanitaria y sin formación en este sentido.
      ¿Alguien se imaginaba o conocía cual es el trabajo de enfermería en las residencias y lo que supone? Creo que no, y además, trabajan en un medio complicado relacional y laboralmente.
      A los que cuestionan la capacidad de prescribir de las enfermeras, les diría que se vayan un solo fin de semana a una residencia y observen; solo necesitan observar el trabajo de enfermería. Les quedará claro que la enfermera está perfectamente capacitada para prescribir hoy y siempre en el ámbito de sus competencias; la capacidad personal y las ganas que cada uno le ponga, van aparte. Y además, le quedaría claro que la capacidad de prescribir de la enfermera no solo es necesaria, ES IMPRESCINDIBLE. Lo que muestra la enorme ignorancia (o ganas de hacer daño, que es peor) de los que llevan a cabo ciertas declaraciones, perdidos en un mar inmenso de micrófonos. 

En fin, esto es todo. Espero haber dado un poco de luz sobre un colectivo que casi nunca aparece en los medios ni en las declaraciones de ministros-consejeros ni en las reivindicaciones. Pero están ahí, hacen una labor muy necesaria.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

DOCUMENTOS:

lunes, 8 de junio de 2015

Es tiempo de #nuevaEnfermería

Llevamos demasiado años con un presidente del CGE que no tenía base legal para ocupar ese puesto. Llevamos mucho tiempo tragando con una gestión que deja mucho que desear... Por fin un tribunal ha anulado su presidencia y se han convocado elecciones. Bien, me parece estupendo...
      Ante esta situación, una enfermera de Madrid, Victoria Trujillo (@victoriacge) ha dado un paso adelante y se ha mostrado dispuesta a someterse al voto enfermero para competir por la presidencia CGE con el candidato que se presente. Aquí podéis leer su programa: PROGRAMA DE VICTORIA TRUJILLO, como candidata a la presiendecia del CGE
      Pero..., siempre existe un «pero», Victoria no puede presentarse si no obtiene el aval de 15 Colegios de Enfermería. Esto supone que al menos 15 colegios deben dar por buena esta candidatura y deben dar por bueno que esta enfermera, hasta el viernes  desconocida para la mayoría de nosotros, pueda pelear la presidencia a quien se presente a esta elección. 
      El caso es que hasta ahora hemos tenido un presidente del CGE cuya gestión tiene más oscuridad que transparencias; este señor, ya por fin (y por ahora) ex-presidente, tiene una presunta vinculación con cierta trama de corrupción (podéis leerlo aquí, aquí, aquí... y muchos más; solo hay que buscar en Google) según se ha denunciado durante años en diversos medios de comunicación. En fin, el ex-presidente es una persona que no debería ser la imagen de la enfermería española; debería haber renunciado a su cargo hasta que no quede limpio de toda sospecha. Es más que evidente que la corrupción que empaña a toda la política española salpica a las instituciones públicas más diversas y a la CGE la emborrona y bien emborroná
      Bien, parece ser que esta convocatoria de elecciones a la presidencia del CGE no va a ser un mero trámite. Quizá aparezcan más candidatos, quizá... Pero ojalá sea todo para mejorar y no para complicar todo más de lo que ya está
      El caso es que hace falta aire fresco en el CGE, que huele a rancio y a costra vieja y reseca. Hace falta que como presidente o presidenta sea elegida una persona que defienda de verdad nuestros intereses sin sectarismos, con fundamento, con profesionalidad, con afán de servicio a los enfermeros; que tenga una gestión limpia y transparente, sin empresas ni apaños que nos hagan dudar una vez sí y otra también. Que escuche de forma activa a los verdaderos líderes de la enfermería actual, líderes que no son González Jurado ni lo son esos que le pelotean en la Bitacóra. Que haga buen uso de nuestra imagen y nuestros recursos... que no nos haga avergonzarnos de quien es nuestra imagen institucional cada vez que se une su nombre de forma presunta a nombres de tramas corruptas y políticos enfangados. En fin...

Por favor, señores y señoras de los Colegios de Enfermería, permitan que haya una auténtica democracia interna avalando a los candidatos que reúnan las condiciones, como Victoria Trujillo y permitan que entre aire fresco en nuestra casa. Tiempos complicados como estos necesitan personas capaces. 
      #NuevaEnfermería necesita nuevo presidente o presidenta del CGE. El ex-presidente ha tenido su tiempo y eso debe quedar en el pasado... como una fea pesadilla.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

domingo, 31 de mayo de 2015

La sexualidad en los enfermos renales crónicos

La sexualidad es una propiedad biológica inherente a casi todos los seres pluricelulares en general, pero en el ser humano adquiere unas características muy particulares porque, además de servir para reproducirnos, también nos sirve para relacionarnos, para obtener placer y para recibir y dar amor. Ya Maslow, en 1943, en su famosa pirámide que servía para apoyar su teoría de las Jerarquía de las Necesidades Humanas, estableció que la sexualidad conformaba una de las fundamentales necesidades fisiológicas del ser humano, junto a comer, beber, respirar, eliminar desechos y descansar[1].
      Ante la enfermedad varias o todas de estas necesidades básicas se van a ver alteradas. Si la enfermedad deriva hacia la cronicidad, las diversas necesidades básicas se pueden ver en parte restituidas si la persona va acomodándose a su nueva situación, pero de las necesidades fisiológicas, una de las que más a menudo se aparcan es la sexualidad.
      Las enfermedades crónicas[2], como la ERC, con frecuencia están asociadas con disfunciones sexuales, en las que la capacidad para tener deseo o mantenerlo está afectado de forma destacada. Toda alteración de la sexualidad se puede enfocar desde diversos aspectos: físicos y psicológicos
      Entre los factores físicos se incluyen los derivados de la propia enfermedad: malestar general, edemas, calambres, vómitos, anemia, neuropatías derivadas... y las terapias empleadas, como corticoides, algunos fármacos cardiovasculares, fármacos anti rechazo, catéter abdominal, en caso de diálisis peritoneal... Entre los factores psicológicos pueden aparecer problemas de autoestima, de ansiedad y, sobre todo, de depresión asociada a la propia enfermedad. Otros factores: cansancio.
      Entre los factores orgánicos no debemos olvidar que a menudo los enfermos ERC suelen sufrir otras patologías asociadas como Diabetes o cardiopatías, ambas causas a su vez de alteraciones en la sexualidad de quienes la padecen, dados que las disfunciones sexuales en la mayoría suelen ser de origen vascular y circulatorio

Los factores orgánicos no afectan de la misma manera a hombres y mujeres (la disfunción eréctil en hombres es más evidente que la falta de deseo en las mujeres) ni ejercen los mismos efectos sobre la respuesta sexual; hay que tener en cuenta las diferencias individuales, ya que un mismo proceso físico puede ejercer efectos completamente distintos sobre diferentes personas en función de su personalidad, historia sexual, sexualidad previa... En general, las enfermedades crónicas tienden a alterar las fases de deseo y excitación sexual. 

En resumen: los problemas sexuales más comunes que se pueden desencadenar en los ERC se pueden resumir en estos tres:

· Falta de interés en el sexo
· Falta de excitación
· Dificultad para llegar al orgasmo

Se puede considerar que éste es un problema bastante frecuente en enfermos ERC de tal forma que gran parte de ellos presenta algún tipo de disfunción sexual, pero pocos de ellos expresan abiertamente esta situación en las consulta del nefrólogo y/o enfermero; ni los profesionales de la salud les suelen preguntar sobre esta cuestión. Además, el hecho de que el sexo pertenezca a una esfera tan íntima y personal, al afectar a diversos tipos de personas, edad y culturas, muchas de ellas con dificultad para expresar abiertamente estas cuestiones, hace que con frecuencia se produzca una disfunción sexual pero nadie lo afronte ni le dé solución. Muchos enfermos consideran que esta faceta de su vida personal deben darla por definitivamente cerrada a edades que en condiciones normales no debería serlo. Y no olvidemos que el sexo es una de las necesidades fisiológicas más básicas, junto con la alimentación, el sueño o la eliminación, entre otros.
      Es evidente que este es un tema que no se plantea con frecuencia. Existen pocos artículos que traten este aspecto de la ERC y los que hay son antiguos. Muchos estudios son locales y existen dudas de que sus resultados puedan ser extrapolables a todos los enfermos ERC. Lo que parece que todos tienen claro y que coinciden es que las patologías renales que producen Insuficiencia Renal Crónica a su vez desencadenan disfunciones sexuales en los enfermos ERC, tanto en hombres como en mujeres, fundamentalmente por estos factores orgánicos:

· Alteraciones circulatorias derivadas de la ERC
· Anemia
· Patologías asociadas, fundamentalmente Diabetes y patologías cardiocirculatorias.

Es necesario abordar este problema para poder plantear una solución. Cada situación tendrá su solución individualizada..., quizá sea necesario remitir al enfermo a otro especialista. Los profesionales de la salud tenemos la responsabilidad de indagar sobre estos aspectos de la vida cotidiana de los enfermos ERC que atendemos.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

PARA SABER MÁS: 
  • Victoria Eugenia Muñoz García; Ana María Vaca Ruíz; Esperanza Romero Estudillo; Juana García Criado; Aziza Bagdad Abselam; Nayet Mohamed Maanan «Comportamiento sexual en los pacientes de hemodiálisis en Melilla» Revista de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica v.13 n.2 Madrid abr.-jun. 2010
  • HOE, KK; SOYIBO, AK; JAMES, K  y  BARTON, EN. «Prevalencia de la disfunción sexual entre los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal en Jamaica». West Indian Medical. Journal. [online]. 2013, vol.62, n.9, pp. 825-830. 
  • Damaris Vidal DISFUNCIONES SEXUALES EN PACIENTES CON IRC EN TRATAMIENTO SUSTITUTIVO Enfermería Nefrológica VOLUMEN 1 - Nº 32 - 2007 
  • El sexo en la enfermedad renal. «Comer por un riñón» http://comerporunrinon.blogspot.com.es/2013/10/el-sexo-en-la-enfermedad-renal.html


[1] Maslow más allá de la psicología: influencias sobre las formas de pensar el cuidado Revista de historia de la psicología, ISSN 0211-0040, Vol. 29, Nº 3-4, 2008, págs. 269-274
[2] Ángel Alonso Álvarez, «Sexualidad y enfermedades crónicas» Revista Internacional de Andrología Vol. 5. Núm. 1. Enero 2007

jueves, 28 de mayo de 2015

Enfermos renales en estadios avanzados: PREDIÁLISIS/ERCA


La Enfermedad Renal Crónica (ERC) se define como la disminución de la función renal, expresada por un filtrado glomerular (FG) inferior a 60 ml/min/1,73 m2 o también se define como la presencia de daño renal de forma persistente durante al menos 3 meses[1]. Existen diferentes grados de disminución de filtrado y por tanto de daño renal, del nivel 1 que supone daño renal con filtrado glomerular normal al grado 5 con fallo renal completo. Los niveles 4 y 5 son los que supondrán que el enfermo tenga que empezar una terapia sustitutiva en diálisis, dado que su filtrado glomerular se verá por debajo de 29 ml/min. Lo enfermos en nivel 3 ya son susceptibles de empezar a ser atendidos en la consulta de prediálisis, es decir, aquellos enfermos renales con un filtrado glomerular igual o inferior a 59 ml/min
       La consulta de prediálisis, conocida también como ERCA (Enfermedad Renal Crónica Avanzada) será el lugar en el que el enfermo con una ERC avanzada comience un tratamiento personalizado y específico para su situación, en base a sus circunstancias.
      En esta consulta nefrólogo establecerá un tratamiento médico lo más conservador posible, es decir, se procurará preservar la situación del enfermo y atrasar en la medida de lo posible el inicio de la terapia de diálisis. Al mismo tiempo, se irá preparando al enfermo y a la familia para que, llegado el momento, tome la decisión sobre el tipo de diálisis que preferirá cuando sea preciso. Esta preparación es fundamental porque ésta suele requerir una intervención quirúrgica menor, bien en forma de colocación de catéter abdominal, si el enfermo decide diálisis peritoneal, bien la realización de una fístula arteriovenosa, si se decanta por la hemodiálisis. 
      El nefrólogo llevará a cabo la pauta de fármacos que se considere oportuna para cada enfermo en base a su situación y características. 
      En este mismo espacio de prediálisis, los enfermeros llevarán a cabo una educación sanitaria lo más completa posible para que la calidad de vida del enfermo ERC sea la mejor en base a su situación, educando a enfermo y cuidador en dieta/alimentación (que ya hemos comentado en otras ocasiones que suele ser muy estricta y restrictiva en proteínas, líquidos e iones), actividades de la vida diaria, ejercicio y reposo, toma de constates (sobre todo ser autónomo en toma de tensión arterial) y hábitos saludables/abandono de hábitos tóxicos. Los enfermeros en las consultas ERCA potenciarán[2]
  • El autocuidado del enfermo renal, posibilitando que sea lo más autónomo posible y disponga de herramientas para solventar las diferentes circunstancias de la vida cotidiana con respecto al cuidado de su patología.
  • Conservar el mayor tiempo posible la función renal del enfermo, retrasando en la medida de lo posible el avance de la enfermedad.
  • Optimizar la calidad de vida del enfermo
  • Disminuir la aparición e incidencia de nuevas enfermedades, relacionadas o no con la patología renal
  • Coordinar con médicos y con el propio enfermo la toma de decisión en la programación de inicio de diálisis y tipo
  • Facilitar el inicio de la diálisis, haciendo más llevaderas las primeras sesiones y evitando recaídas o complicaciones, derivadas o no de la diálisis.
  • Llevar a cabo la correcta vacunación del enfermo en patologías infecto-contagiosas como Hepatitis, Tétanos, Neumococo y Gripe
  • Ayudar/asesorar al enfermo para acceder a asociaciones de enfermos Renales.

Es indiscutible que cuando un enfermo ERC pasa a la consulta de PREDIÁLISIS/ERCA siente que su enfermedad está más evolucionada, sabe que ha perdido función renal y que la posibilidad de iniciar una Terapia Renal Sustitutoria (TRS), o sea, la diálisis, está cada vez más cerca. El miedo, la angustia que siente un enfermo en esta situación es indiscutible y los profesionales no debemos olvidar esto jamás. Entender y empatizar con los temores del enfermo ERC y su familia facilitará su abordaje y el trabajo con ellos. La confianza debe ser mutua en todo momento.
      El enfermo debe saber que los profesionales que allí le atienden buscarán paliar en la medida de lo posible ese temor, mediante la educación sanitaria y un tratamiento personalizado que no impondrá jamás nada: el enfermo y su familia tendrán la posibilidad de elegir, de planear, de tomar sus propias decisiones, sean estas las que sean.
      Eso sí, cada enfermo es individual y es único. Su enfermedad tendrá sus propias peculiaridades y su propia evolución. Habrá enfermos que pasen poco tiempo en la consulta ERCA e inmediatamente necesiten inicial el TRS (hemodiálisis o diálisis peritoneal) y otros podrían pasar años antes de que se plantee siquiera esta posibilidad. Por supuesto, cuanto más tiempo transcurra hasta que inicien la diálisis, más tiempo dispondrán los profesionales de la salud en su formación como enfermo experto y autosuficiente.
      En estas consultas ERCA también se suele llevar a cabo la formación del enfermo y cuidador en las técnicas de hemodiálisis (domiciliaria) y en diálisis peritoneal.

      Es necesario insistir siempre en una cuestión que parece que no está muchas veces demasiado clara: el enfermo ERC jamás debe salir de la consulta del nefrólogo/enfermero con dudas. El enfermo/cuidador debe preguntar todo lo que preocupa o no entiende. Es necesario que tenga todas las cuestiones claras para que más tarde sepa aplicar lo aprendido en su domicilio, sin preocupaciones ni angustias (o las menos posibles). El conocimiento y el desarrollo de habilidades y destrezas suelen ser los mejores ansiolíticos para estos enfermos y sus familias. 
      Los profesionales de la salud debemos ser accesibles siempre y proporcionar un número de teléfono (operativo y que se atienda cuando suene) o dirección de mail para que se nos pueda consultar siempre. Ser claros y concisos en las explicaciones y aprender a captar los signos que nos indican cuando un enfermo/cuidador no ha comprendido algo pero no lo pregunta por temor o por vergüenza. Buscamos el empoderamiento de nuestros enfermos y el trabajo para conseguirlo es nuestro, de los médicos y de los enfermeros.

Esto es todo con respecto a este tema. 

Y, por ahora nada más. Cuidaos, por favor...

[1] Educación sanitaria al paciente con enfermedad renal crónica avanzada. ¿Existe evidencia de su utilidad?
Francisco Javier Bonilla León. Enfermería Nefrológica, Vol. 17, Nº. 2, 2014, págs. 120-131
[2]Documento Marco sobre ERC de la estrategia de cronicidad en el SNS. MINISTERIO DE SANIDAD SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD. 2015 pp. 26-28

Líderes Enfermeros


Hace poco, en EnfermeríaTV me pidieron que, con motivo del Día Internacional de Enfermería expusiera a quienes considero mis líderes en nuestra profesión. Comparto con vosotros el texto que les hice llegar. 
      Esta es mi opinión...

Mis 5 líderes de referencia y por qué lo son:

1. Doris Grispun: conoce a la perfección el lugar que le corresponde a las enfermeras en nuestra sociedad, lucha por ello y en su país lo ha logrado. Defiende un sistema público de salud en el que las enfermeras cobran un papel fundamental, como así es de forma oficiosa. Y es muy simpática y accesible.
2. Lynda Juall Carpenito-Moyet: la he descubierto, lo reconozco, gracias a su conferencia en el Coib (Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona). Me sorprende lo lógico que parece todo lo que expresa y defiende y lo fácil que parece su defensa en pro de la ciencia enfermera. Sus citas me las he grabado a fuego en el corazón: «No podemos pedir permiso a los médicos para cuidar» y «No es fácil ejercer la medicina, pero la enfermería puede resultar más difícil aún» (poniendo de ejemplo lo complicado que es provocar el cambio de hábitos en una persona)
—citas sacadas de Nuestra Enfermería: Indicios de la «mejor enfermería del mundo» http://www.nuestraenfermeria.es/indicios-de-la-mejor-enfermeria-del-mundo/—
      Me gustaría destacar a varias personas que considero líderes de la enfermería en España; para mí lo son porque creo que generan con su trabajo y su esfuerzo cambios buenos y necesarios para nuestra profesión:
3. Azucena Santillán: es la enfermera líder, para mí, en la investigación enfermera y en la Enfermería Basada en Evidencias. No creo decir nada nuevo, la verdad. Eso sí, ha creado en mí la necesidad de formarme en esta materia... y no soy asistencial. No comprendo cómo no se lanzan todos los enfermeros a estudiar y comprender el cambio que puede suponer en la enfermería el trabajar en base a evidencias y estimular cambios en otros colegas para mejorar la práctica diaria. Es una enfermera científica que encima trabaja como una enfermera asistencial más y dedica su tiempo a formar a otros compañeros en la materia. Es mi líder indiscutible. Gracias a personas como ella la enfermería española podrá llegar a algún sitio que no sea un dique seco —como algunos quieren que se apalanque— o seguir, como hoy está, a la sombra de otros.
4. Para mí esta enfermera es incuestionable: Elena Rodríguez Seoane: Autora de dos obras de referencia que destaca el papel de la enfermería en un campo tan poco reconocido o vistoso como es la Salud Mental. Elena Rodríguez Seoane es ENFERMERA ESPECIALISTA EN SALUD MENTAL y profesora de la UNED. Ella ha recopilado durante años el fruto de su labor asistencial y de su conocimiento y ha abordado dos obras sobre enfermería en Salud Mental que a mí me han resultado impresionantes; no deja un fleco suelto para entender este grupo de enfermedades y de enfermos y defiende con uñas y dientes el papel de la enfermera en el tratamiento y cuidado de este grupo de enfermos y sus familias. Es respetada por otros profesionales en este difícil campo de la salud/enfermedad y me parece increíble que no tenga un papel más destacado. Ser enfermera sea quizá el motivo de este anonimato... y las enfermeras son casi todas invisibles.
5. Por último me gustaría darle un papel destacado a otro enfermero: Xose Manuel Meijome: le sigo en las redes y en su magnífico blog: «Cuadernillo d@ enferme(i)r@». Es un profesional serio, cabal, que en cada entrada escribe un artículo sereno y estudiado de cada tema con su dosis de crítica. Creo que todos los enfermeros deberíamos leerlo de forma regular para obtener de sus escritos una visión reposada e inteligente. Reconozco que no siempre estoy de acuerdo con lo que expone, pero precisamente esos artículos magníficamente defendidos me permiten ver/obtener un punto de vista que casi siempre se me ha pasado por alto. Creo
que debería ser más referente de la enfermería española de lo que es hoy día.

Tus 5 webs/blogs de referencia y el motivo

Considero que en la blogosfera enfermera hay una serie de profesionales que lo hacen muy bien. Son de todos conocidos y muy valorados el trabajo de los más destacados. Por ello no voy a nombrar a los que ya todos conocemos y admiramos. Creo que debo dar visibilidad a los que aportan cosas nuevas y visiones originales de nuestra profesión; a los que sigo y leo con interés:

A.«Enfermera 2.0: La mirada enfermera»
http://enfermeradospuntocero.blogspot.com.es/
Rosa María Nieto, su autora, es una enfermera humana, sencilla, coherente, inteligente y muy intuitiva. Me encanta el planteamiento que hace de los temas más cotidianos. Es la «jefa» y la compañera que todos querríamos tener. Hace escucha activa desde la lejanía. Es genial.

B. «El defensor de la Enfermera»
 http://defensordelaenfermera.blogspot.com.es/
Chema Antequera Vinagre es el abogado enfermero que vela por ayudar a todo el que se lo solicita, vela por ayudar a solucionar situaciones injustas en enfermería y ayuda a entender cuál es el marco legal en el que nos movemos. Me encanta el derecho sanitario y en sus entradas se aprende a trabajar en un marco legal seguro. Me encanta. Ya cuando una tiene la suerte de conocerlo en persona, los artículos se leen con otro aire, con otro espíritu.

C. «PSXXI»
 http://juherya.blogspot.com.es/
Juan F. Hernández Yáñez, da una visión más que coherente de la enfermería. Es un hito dentro de la blogosfera de enfermería, sin ser enfermero. En su blog nos proporciona visiones duras y reales de nuestra cotidianidad. Creo que debería ser obligatoria la lectura de más de uno y más de dos de sus artículos...

D. «El arte de cuidar»
 http://elartedecuidar-ana.blogspot.com.es/
Ana Junquera, conocí a esta enfermera bloguera en un ámbito más literario que de enfermería. Que escribiera un blog relativo a nuestra profesión era cuestión de tiempo. Decir que es profesional, sensible y empática, inteligente y magnífica en su prosa es quedarse corto. Es una pena que no actualice su bitácora como debiera.

E. «La Comisión Gestora»
 http://lacomisiongestora.blogspot.com.es/
Andoni Carrión y Carlos Núñez, me encantan los artículos, a menudo irreverentes, de estos dos enfermeros que no se callan ante nada ni ante nadie y que se esfuerzan por hacer de la enfermería una profesión más visible y más protagonista de su propio futuro. Para mí son imprescindibles.

5 perfiles en twitter que sigues y recomiendas y por qué

Complicado decantarme sólo por 5, pero voy a intentar tocar todos los palos. De todos modos, sigo perfiles que también sigo en sus blogs..., pero recomiendo:

1. Enfermería Visible, @enfrmeravisible
 Pertenece a la web del mismo nombre y al grupo reivindicativo del que formo parte. Triste que haya sido preciso que naciera... y está claro que será imprescindible su existencia hasta que logremos el lugar que nos corresponde.

2. EstherGorjon @jestherhanny
 Magnífica, aguda, inteligente y profesional. Me encanta su visión de la enfermería. Sus vídeos y enlaces sobre urgencias y emergencias me hacen darme cuenta de lo mucho que desconozco y de lo mucho que admiro la labor de los que su trabajo cotidiano consiste el salvar vidas; sobre todo de las enfermeras, como ella, que trabajan en estos servicios...

3. Nuestra Enfermería @NEnfermera
 Este perfil pertenece a una publicación bloguera, blog que leo y sigo con interés. Sus publicaciones en Twitter y sus artículos me muestran facetas, personas, temas de la enfermería que me sería muy complicado conocer por mí misma.

4. ENE Enfermría @enerevenfermera
 Publicación periódica de contenido enfermero-científico que ningún enfermero debería desconocer. Contenidos excelentes.

5. La Factoría Cuidando @LaFactCuidando
 Es más que una web. Es un multiespacio de salud en donde todo tiene su sitio: salud-enfermedad, sanidad, enfermería-profesionales de la sanidad, enfermos y usuarios, contenidos científicos y docentes... Seguir su perfil en Twitter me permite que no se me escape nada de lo que publican y nada de lo que recomiendan. Es un espacio muy currado y creo que se merecen que se les reconozca.

Respeto el trabajo de mis compañeros, de todos en general, porque ser enfermero, aparte de todas sus indiscutibles ventajas y satisfacciones, es un trabajo duro, complicado, estresante, en que hay que estar siempre al 100%, estudiando, leyendo, formándose... Pero no todos son iguales. Algunos dan algo más, mucho más; se forman, investigan, publican, se hacen docentes, innovan. No es justo que se trate a todos por igual y entre esos enfermeros que destacan entre los demás son entre los que he elegido mis líderes. Hay muchos más, pero necesitaba destacar a estos compañeros en especial, porque les admiro y por que respeto lo que hacen y los que son.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...