Política de cookies

jueves, 28 de mayo de 2015

Enfermos renales en estadios avanzados: PREDIÁLISIS/ERCA


La Enfermedad Renal Crónica (ERC) se define como la disminución de la función renal, expresada por un filtrado glomerular (FG) inferior a 60 ml/min/1,73 m2 o también se define como la presencia de daño renal de forma persistente durante al menos 3 meses[1]. Existen diferentes grados de disminución de filtrado y por tanto de daño renal, del nivel 1 que supone daño renal con filtrado glomerular normal al grado 5 con fallo renal completo. Los niveles 4 y 5 son los que supondrán que el enfermo tenga que empezar una terapia sustitutiva en diálisis, dado que su filtrado glomerular se verá por debajo de 29 ml/min. Lo enfermos en nivel 3 ya son susceptibles de empezar a ser atendidos en la consulta de prediálisis, es decir, aquellos enfermos renales con un filtrado glomerular igual o inferior a 59 ml/min
       La consulta de prediálisis, conocida también como ERCA (Enfermedad Renal Crónica Avanzada) será el lugar en el que el enfermo con una ERC avanzada comience un tratamiento personalizado y específico para su situación, en base a sus circunstancias.
      En esta consulta nefrólogo establecerá un tratamiento médico lo más conservador posible, es decir, se procurará preservar la situación del enfermo y atrasar en la medida de lo posible el inicio de la terapia de diálisis. Al mismo tiempo, se irá preparando al enfermo y a la familia para que, llegado el momento, tome la decisión sobre el tipo de diálisis que preferirá cuando sea preciso. Esta preparación es fundamental porque ésta suele requerir una intervención quirúrgica menor, bien en forma de colocación de catéter abdominal, si el enfermo decide diálisis peritoneal, bien la realización de una fístula arteriovenosa, si se decanta por la hemodiálisis. 
      El nefrólogo llevará a cabo la pauta de fármacos que se considere oportuna para cada enfermo en base a su situación y características. 
      En este mismo espacio de prediálisis, los enfermeros llevarán a cabo una educación sanitaria lo más completa posible para que la calidad de vida del enfermo ERC sea la mejor en base a su situación, educando a enfermo y cuidador en dieta/alimentación (que ya hemos comentado en otras ocasiones que suele ser muy estricta y restrictiva en proteínas, líquidos e iones), actividades de la vida diaria, ejercicio y reposo, toma de constates (sobre todo ser autónomo en toma de tensión arterial) y hábitos saludables/abandono de hábitos tóxicos. Los enfermeros en las consultas ERCA potenciarán[2]
  • El autocuidado del enfermo renal, posibilitando que sea lo más autónomo posible y disponga de herramientas para solventar las diferentes circunstancias de la vida cotidiana con respecto al cuidado de su patología.
  • Conservar el mayor tiempo posible la función renal del enfermo, retrasando en la medida de lo posible el avance de la enfermedad.
  • Optimizar la calidad de vida del enfermo
  • Disminuir la aparición e incidencia de nuevas enfermedades, relacionadas o no con la patología renal
  • Coordinar con médicos y con el propio enfermo la toma de decisión en la programación de inicio de diálisis y tipo
  • Facilitar el inicio de la diálisis, haciendo más llevaderas las primeras sesiones y evitando recaídas o complicaciones, derivadas o no de la diálisis.
  • Llevar a cabo la correcta vacunación del enfermo en patologías infecto-contagiosas como Hepatitis, Tétanos, Neumococo y Gripe
  • Ayudar/asesorar al enfermo para acceder a asociaciones de enfermos Renales.

Es indiscutible que cuando un enfermo ERC pasa a la consulta de PREDIÁLISIS/ERCA siente que su enfermedad está más evolucionada, sabe que ha perdido función renal y que la posibilidad de iniciar una Terapia Renal Sustitutoria (TRS), o sea, la diálisis, está cada vez más cerca. El miedo, la angustia que siente un enfermo en esta situación es indiscutible y los profesionales no debemos olvidar esto jamás. Entender y empatizar con los temores del enfermo ERC y su familia facilitará su abordaje y el trabajo con ellos. La confianza debe ser mutua en todo momento.
      El enfermo debe saber que los profesionales que allí le atienden buscarán paliar en la medida de lo posible ese temor, mediante la educación sanitaria y un tratamiento personalizado que no impondrá jamás nada: el enfermo y su familia tendrán la posibilidad de elegir, de planear, de tomar sus propias decisiones, sean estas las que sean.
      Eso sí, cada enfermo es individual y es único. Su enfermedad tendrá sus propias peculiaridades y su propia evolución. Habrá enfermos que pasen poco tiempo en la consulta ERCA e inmediatamente necesiten inicial el TRS (hemodiálisis o diálisis peritoneal) y otros podrían pasar años antes de que se plantee siquiera esta posibilidad. Por supuesto, cuanto más tiempo transcurra hasta que inicien la diálisis, más tiempo dispondrán los profesionales de la salud en su formación como enfermo experto y autosuficiente.
      En estas consultas ERCA también se suele llevar a cabo la formación del enfermo y cuidador en las técnicas de hemodiálisis (domiciliaria) y en diálisis peritoneal.

      Es necesario insistir siempre en una cuestión que parece que no está muchas veces demasiado clara: el enfermo ERC jamás debe salir de la consulta del nefrólogo/enfermero con dudas. El enfermo/cuidador debe preguntar todo lo que preocupa o no entiende. Es necesario que tenga todas las cuestiones claras para que más tarde sepa aplicar lo aprendido en su domicilio, sin preocupaciones ni angustias (o las menos posibles). El conocimiento y el desarrollo de habilidades y destrezas suelen ser los mejores ansiolíticos para estos enfermos y sus familias. 
      Los profesionales de la salud debemos ser accesibles siempre y proporcionar un número de teléfono (operativo y que se atienda cuando suene) o dirección de mail para que se nos pueda consultar siempre. Ser claros y concisos en las explicaciones y aprender a captar los signos que nos indican cuando un enfermo/cuidador no ha comprendido algo pero no lo pregunta por temor o por vergüenza. Buscamos el empoderamiento de nuestros enfermos y el trabajo para conseguirlo es nuestro, de los médicos y de los enfermeros.

Esto es todo con respecto a este tema. 

Y, por ahora nada más. Cuidaos, por favor...

[1] Educación sanitaria al paciente con enfermedad renal crónica avanzada. ¿Existe evidencia de su utilidad?
Francisco Javier Bonilla León. Enfermería Nefrológica, Vol. 17, Nº. 2, 2014, págs. 120-131
[2]Documento Marco sobre ERC de la estrategia de cronicidad en el SNS. MINISTERIO DE SANIDAD SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD. 2015 pp. 26-28

Líderes Enfermeros


Hace poco, en EnfermeríaTV me pidieron que, con motivo del Día Internacional de Enfermería expusiera a quienes considero mis líderes en nuestra profesión. Comparto con vosotros el texto que les hice llegar. 
      Esta es mi opinión...

Mis 5 líderes de referencia y por qué lo son:

1. Doris Grispun: conoce a la perfección el lugar que le corresponde a las enfermeras en nuestra sociedad, lucha por ello y en su país lo ha logrado. Defiende un sistema público de salud en el que las enfermeras cobran un papel fundamental, como así es de forma oficiosa. Y es muy simpática y accesible.
2. Lynda Juall Carpenito-Moyet: la he descubierto, lo reconozco, gracias a su conferencia en el Coib (Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona). Me sorprende lo lógico que parece todo lo que expresa y defiende y lo fácil que parece su defensa en pro de la ciencia enfermera. Sus citas me las he grabado a fuego en el corazón: «No podemos pedir permiso a los médicos para cuidar» y «No es fácil ejercer la medicina, pero la enfermería puede resultar más difícil aún» (poniendo de ejemplo lo complicado que es provocar el cambio de hábitos en una persona)
—citas sacadas de Nuestra Enfermería: Indicios de la «mejor enfermería del mundo» http://www.nuestraenfermeria.es/indicios-de-la-mejor-enfermeria-del-mundo/—
      Me gustaría destacar a varias personas que considero líderes de la enfermería en España; para mí lo son porque creo que generan con su trabajo y su esfuerzo cambios buenos y necesarios para nuestra profesión:
3. Azucena Santillán: es la enfermera líder, para mí, en la investigación enfermera y en la Enfermería Basada en Evidencias. No creo decir nada nuevo, la verdad. Eso sí, ha creado en mí la necesidad de formarme en esta materia... y no soy asistencial. No comprendo cómo no se lanzan todos los enfermeros a estudiar y comprender el cambio que puede suponer en la enfermería el trabajar en base a evidencias y estimular cambios en otros colegas para mejorar la práctica diaria. Es una enfermera científica que encima trabaja como una enfermera asistencial más y dedica su tiempo a formar a otros compañeros en la materia. Es mi líder indiscutible. Gracias a personas como ella la enfermería española podrá llegar a algún sitio que no sea un dique seco —como algunos quieren que se apalanque— o seguir, como hoy está, a la sombra de otros.
4. Para mí esta enfermera es incuestionable: Elena Rodríguez Seoane: Autora de dos obras de referencia que destaca el papel de la enfermería en un campo tan poco reconocido o vistoso como es la Salud Mental. Elena Rodríguez Seoane es ENFERMERA ESPECIALISTA EN SALUD MENTAL y profesora de la UNED. Ella ha recopilado durante años el fruto de su labor asistencial y de su conocimiento y ha abordado dos obras sobre enfermería en Salud Mental que a mí me han resultado impresionantes; no deja un fleco suelto para entender este grupo de enfermedades y de enfermos y defiende con uñas y dientes el papel de la enfermera en el tratamiento y cuidado de este grupo de enfermos y sus familias. Es respetada por otros profesionales en este difícil campo de la salud/enfermedad y me parece increíble que no tenga un papel más destacado. Ser enfermera sea quizá el motivo de este anonimato... y las enfermeras son casi todas invisibles.
5. Por último me gustaría darle un papel destacado a otro enfermero: Xose Manuel Meijome: le sigo en las redes y en su magnífico blog: «Cuadernillo d@ enferme(i)r@». Es un profesional serio, cabal, que en cada entrada escribe un artículo sereno y estudiado de cada tema con su dosis de crítica. Creo que todos los enfermeros deberíamos leerlo de forma regular para obtener de sus escritos una visión reposada e inteligente. Reconozco que no siempre estoy de acuerdo con lo que expone, pero precisamente esos artículos magníficamente defendidos me permiten ver/obtener un punto de vista que casi siempre se me ha pasado por alto. Creo
que debería ser más referente de la enfermería española de lo que es hoy día.

Tus 5 webs/blogs de referencia y el motivo

Considero que en la blogosfera enfermera hay una serie de profesionales que lo hacen muy bien. Son de todos conocidos y muy valorados el trabajo de los más destacados. Por ello no voy a nombrar a los que ya todos conocemos y admiramos. Creo que debo dar visibilidad a los que aportan cosas nuevas y visiones originales de nuestra profesión; a los que sigo y leo con interés:

A.«Enfermera 2.0: La mirada enfermera»
http://enfermeradospuntocero.blogspot.com.es/
Rosa María Nieto, su autora, es una enfermera humana, sencilla, coherente, inteligente y muy intuitiva. Me encanta el planteamiento que hace de los temas más cotidianos. Es la «jefa» y la compañera que todos querríamos tener. Hace escucha activa desde la lejanía. Es genial.

B. «El defensor de la Enfermera»
 http://defensordelaenfermera.blogspot.com.es/
Chema Antequera Vinagre es el abogado enfermero que vela por ayudar a todo el que se lo solicita, vela por ayudar a solucionar situaciones injustas en enfermería y ayuda a entender cuál es el marco legal en el que nos movemos. Me encanta el derecho sanitario y en sus entradas se aprende a trabajar en un marco legal seguro. Me encanta. Ya cuando una tiene la suerte de conocerlo en persona, los artículos se leen con otro aire, con otro espíritu.

C. «PSXXI»
 http://juherya.blogspot.com.es/
Juan F. Hernández Yáñez, da una visión más que coherente de la enfermería. Es un hito dentro de la blogosfera de enfermería, sin ser enfermero. En su blog nos proporciona visiones duras y reales de nuestra cotidianidad. Creo que debería ser obligatoria la lectura de más de uno y más de dos de sus artículos...

D. «El arte de cuidar»
 http://elartedecuidar-ana.blogspot.com.es/
Ana Junquera, conocí a esta enfermera bloguera en un ámbito más literario que de enfermería. Que escribiera un blog relativo a nuestra profesión era cuestión de tiempo. Decir que es profesional, sensible y empática, inteligente y magnífica en su prosa es quedarse corto. Es una pena que no actualice su bitácora como debiera.

E. «La Comisión Gestora»
 http://lacomisiongestora.blogspot.com.es/
Andoni Carrión y Carlos Núñez, me encantan los artículos, a menudo irreverentes, de estos dos enfermeros que no se callan ante nada ni ante nadie y que se esfuerzan por hacer de la enfermería una profesión más visible y más protagonista de su propio futuro. Para mí son imprescindibles.

5 perfiles en twitter que sigues y recomiendas y por qué

Complicado decantarme sólo por 5, pero voy a intentar tocar todos los palos. De todos modos, sigo perfiles que también sigo en sus blogs..., pero recomiendo:

1. Enfermería Visible, @enfrmeravisible
 Pertenece a la web del mismo nombre y al grupo reivindicativo del que formo parte. Triste que haya sido preciso que naciera... y está claro que será imprescindible su existencia hasta que logremos el lugar que nos corresponde.

2. EstherGorjon @jestherhanny
 Magnífica, aguda, inteligente y profesional. Me encanta su visión de la enfermería. Sus vídeos y enlaces sobre urgencias y emergencias me hacen darme cuenta de lo mucho que desconozco y de lo mucho que admiro la labor de los que su trabajo cotidiano consiste el salvar vidas; sobre todo de las enfermeras, como ella, que trabajan en estos servicios...

3. Nuestra Enfermería @NEnfermera
 Este perfil pertenece a una publicación bloguera, blog que leo y sigo con interés. Sus publicaciones en Twitter y sus artículos me muestran facetas, personas, temas de la enfermería que me sería muy complicado conocer por mí misma.

4. ENE Enfermría @enerevenfermera
 Publicación periódica de contenido enfermero-científico que ningún enfermero debería desconocer. Contenidos excelentes.

5. La Factoría Cuidando @LaFactCuidando
 Es más que una web. Es un multiespacio de salud en donde todo tiene su sitio: salud-enfermedad, sanidad, enfermería-profesionales de la sanidad, enfermos y usuarios, contenidos científicos y docentes... Seguir su perfil en Twitter me permite que no se me escape nada de lo que publican y nada de lo que recomiendan. Es un espacio muy currado y creo que se merecen que se les reconozca.

Respeto el trabajo de mis compañeros, de todos en general, porque ser enfermero, aparte de todas sus indiscutibles ventajas y satisfacciones, es un trabajo duro, complicado, estresante, en que hay que estar siempre al 100%, estudiando, leyendo, formándose... Pero no todos son iguales. Algunos dan algo más, mucho más; se forman, investigan, publican, se hacen docentes, innovan. No es justo que se trate a todos por igual y entre esos enfermeros que destacan entre los demás son entre los que he elegido mis líderes. Hay muchos más, pero necesitaba destacar a estos compañeros en especial, porque les admiro y por que respeto lo que hacen y los que son.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

martes, 12 de mayo de 2015

#12Visibles12M Los enfermeros cuidamos también en nuestros blog


 Esta entrada es mi colaboración en el blog Nuestra Enfermería
Soy bloguera desde el año 2009. Casi desde el principio tuve la necesidad de plasmar lo que mi profesión supone en mi vida y en mi persona y expresar lo que veo a través de los enfermos que cuido y de los usuarios que atiendo.
      En mi espacio se vio reflejado, casi sin darme cuenta, todo mi bagaje profesional, mis inquietudes personales y mi inesperado papel como cuidadora de un enfermo con una patología renal crónica en hemodiálisis domiciliaria. En mi blog, de repente, tuve la oportunidad de dibujarme como profesional pero, sobre todo, de afianzarme como cuidadora.
      Creo que los enfermeros y enfermeras de la blogosfera tenemos una enorme necesidad de cuidar a través del espacio 2.0, de ir un poco más allá del espacio físico limitado de nuestros servicios donde laboramos a diario y proporcionar cuidados a quien nos pueda leer. Mi espacio, en concreto, va dirigido a profesionales de la salud y a lectores profanos, de ahí que aunque utilizo un lenguaje técnico procuro hacerlo asequible a quien pueda entrar y leer. En mi caso busco varios objetivos:

1.     Estimular en quienes me lean, aunque sea solo un poquito, la necesidad de estar bien y de cuidarse. Por ello gran parte de mis post son divulgativos. Creo que muchas personas no saben o no entienden bien qué suponen ciertos aspectos de la salud y la enfermedad; hay mucho charlatán por las redes que enturbia la información y la manipula. Por ello, procuro dar información veraz y documentada a esos potenciales lectores, les informo, explico y busco picar su necesidad de estar bien. Creo que es uno mismo el que debe tomar la decisión de cuidarse y llevar unos hábitos de vida saludables; saber y entender quizá sean los revulsivos que algunos necesitan.
2.     Ayudar a los enfermos-ERC y sus familias a llevar a cabo el cuidado complejo, difícil y duro —a menudo estresante— que supone el día a día de un enfermo-ERC, esté o no en diálisis. Con mi propia experiencia como cuidadora de un enfermo de este tipo he elaborado una serie de entradas y una página entera de recursos on-line que pretenden allanar un poquito el camino a estos enfermos, que no siempre reciben la formación básica imprescindible en sus consultas de Nefrología ni reciben el apoyo necesario (constante e inmediato) que suele ser preciso para todo proceso crónico y para éste más aún todavía, dado que las pautas de dieta e higiene, hábitos de vida… condicionan el éxito o fracaso del tratamiento médico. El autocuidado en un enfermo renal es fundamental para que todo lo demás vaya bien; en este sentido, los cuidados de enfermería se muestran fundamentales para que estas personas —enfermos-ERC y cuidadores— puedan aprender a cuidarse y a llevar una vida lo más «normal» posible. Este es uno de los ejes fundamentales de mi blog y a ello dedico la mayor parte de sus contenidos.
3.     Proporcionar información a otros colegas sobre aspectos que ellos puedan desconocer, sobre todo relativos a la hemodiálisis domiciliaria. En este sentido me siento muy satisfecha, dado que durante todos estos años he aprendido muchísimo de otros compañeros, pero también he aportado mi pequeño granito de arena en este campo tan poco habitual.

      Me gustaría creer que aporto algo positivo y, sobre todo, útil a nuestra profesión. Sé que muchos cuidadores y enfermos me leen buscando precisamente eso que escribo y que cuando me encuentran se sienten entendidos y apoyados. Destaco en todo lo que escribo mi condición de enfermera, de enfermera que cuida, que estudia, que busca y comparte, que reivindica; que aprende de otros…, de otros colegas y profesionales de la salud, cierto; pero también de otros cuidadores, enfermos y usuarios. Me estimula creer que aporto tanto como recibo… y ése es mi espíritu como enfermera-bloguera.

Todos los días me muevo por la blogosfera sanitaria y leo con admiración otros espacios de otros compañeros, enfermeros o de otras profesiones sanitarias. Y veo que me siento impelida por la misma fuerza que la mayoría, sobre todo en los espacios que escriben enfermeros, porque los enfermeros somos cuidadores por naturaleza, buscamos en todas las etapas de la vida, incluso ante la muerte, el mejor cuidado de las personas, humanizar nuestra atención, empatizar con las personas, evolucionar… y hacer visible nuestra labor, por qué no. Sacarla de esa sombra que otras profesiones proyectan sobre nosotros y alumbrar por nuestra cuenta la asistencia sanitaria y el cuidado de salud. Creo, es mi opinión, que muchos de nosotros con nuestros espacios blogueros deseamos hacer visible nuestro trabajo, mostrarnos como una profesión capaz y que podemos actuar con conocimiento, con ciencia, con responsabilidad y, sobre todo, con autonomía dentro de nuestro ámbito. Y muchos lo hacen muy bien.
      Cuidar es algo propio de enfermería, está en nuestra piel, y los enfermeros de la blogosfera también cuidamos a través de nuestros blogs.

Lola Montalvo Carcelén
Enfermera, bloguera y escritora 

12 mayo, DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFER... #EnfermeríaVisible

Un año más...
      Y seguimos con casi los mismos problemas que el pasado. Bueno, eso y que ahora sabemos que seguiremos igual dado que no tenemos una representación corporativa y profesional que nos sepa/pueda/logre poner en el lugar que nos corresponde.
      Los profesionales de enfermería (enfermeras y TCAE) somos los únicos que pasamos las 24 horas del día junto a los enfermos. Somos los primeros que atendemos las urgencias/emergencias de planta, por ello cuidamos, preservamos y salvamos la vida de los enfermos que tenemos a cargo. Determinamos si es necesario avisar al médico de guardia, por lo que tenemos conocimientos para hacer una primera valoración de la situación de un enfermo y filtramos la atención precisa, ya sea en un servicio de cirugía o de medicina. Somos los que más atendemos en Primaria a los enfermos crónicos y agudos que lo precisen en su domicilio. Somos los que posibilitamos con nuestros cuidados y junto al médico que los enfermos crónicos estén estables y aprendan a cuidarse por sí mismos, mejorando su situación y reduciendo reagudizaciones... En las residencias  —¿alguien conoce a una enfermera de residencia y lo que hace?— los enfermeros están gran parte del tiempo solos, sin médico, solucionando las cuestiones más variadas que uno pueda imaginar, aplicando cuidados que posibilitan que los residentes enfermos estén controlados y los sanos lo sigan estando más tiempo.
      En fin. 
      Un año más me veo en la necesidad de decirle a quien me lea cual es la labor de los enfermeros, una labor primordial, también gracias a la cual los enfermos se curan. Nuestra labor es imprescindible para que la sanidad de este y cualquier otro país salga adelante y funcione. Falta personal, mucho personal y, aún así vamos hacia delante y el trabajo sale, mejor que peor, en todos los servicios cada turno de cada día. Enfermería siempre ha sido una profesión de trabajo de fondo, a la sombra de otros que no han tenido ni sentido la necesidad de dejar ver cual era nuestro verdadero papel (que cada uno se busque la vida, ¿no?) Pero cada día se nos pide más, se nos exige más... ¡¡cada día se espera más de las enfermeras!! Que estemos al día en conocimientos y técnicas, que sepamos de todo, que resolvamos todo, que atendamos todo... pero a la sombra, calladas y sin reivindicar nada. Sin especialidades, sin puestos afines a nuestra formación especializada, si la hubiera. Lejos de los puestos de decisión y gestión... calladitas. Y sin hacer sombra a nadie... 
         Otra vez... ¡en fin!
     Como colofón dejo una imagen que un día tuve la necesidad de colgar en diversas redes sociales... 

FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMERÍA

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

lunes, 4 de mayo de 2015

Salvar vidas está en nuestras manos #HigieneManos5M


En el Día del Lavado de Manos, os presento el cartel que he realizado para la ocasión... 
      Os animo a que difundáis la idea entre nuestros compañeros de trabajo y en nuestras casas de la necesidad de realizar una adecuada higiene de manos, que se convierta en un gesto normal y rutinario, imprescindible; porque debido a unas manos sucias se pueden transmitir cientos de enfermedades infecto-contagiosas, de la cuales una gran mayoría pueden se mortales en personas malnutridas y enfermas.
      Que no te lo tengan que decir más veces...
Salvar vidas está en nuestras manos
#HigieneManos5M
lavado de manos

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

jueves, 30 de abril de 2015

Recurso para enfermos ERC: «DIAL BALANCE»


Esta entrada la voy a dedicar a un recurso que considero muy útil para los enfermos renales. Se trata de una aplicación para móvil o tablet (una app) que se llamaba «DIAL BALANCE» y que ahora se llama DIÁLISIS 24 HORAS y está disponible por ahora solo en Android. 
      Esta aplicación ha sido creada y diseñada un gran equipo(1) conformado en su mayoría por enfermeras andaluzas, concretamente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves y del Hospital Universitario San Cecilio, ambos de Granada, y ha sido merecedora del premio HINNOVAR2014(2) que se concede desde hace 4 años a la innovación en el ámbito hospitalario. Es una herramienta excelente que permite a los enfermos renales y a sus cuidadores conocer diversos aspectos de la dieta como composición de los diversos alimentos, cantidad de agua que contienen, composición en iones como potasio, sodio, fósforo..., llevar a cabo registros de ingesta para saber qué pueden comer en base a lo ya ingerido y llevar registro de ingestas para valoraciones individuales, cálculos de peso en seco o de volumen acumulado de líquido entre sesiones de diálisis.


Al llevar esta aplicación en el móvil el usuario podrá consultarlo donde lo necesite y no quedará ni un parámetro sin registrar porque se podrá hacer sobre la marcha, facilitando su uso y haciéndolo realmente útil. Además, no solo lo pueden usar el enfermo y sus cuidadores, si no el propio personal sanitario que cuida a estos enfermos. Consigue así que el enfermo ERC se implique muchísimo más en su propio cuidado y tomar decisiones sobre su alimentación y su dieta de forma independiente y responsable.
      Yo he tenido el gusto de probarla y es magnífica. Ojalá hubiéramos tenido algo tan magnifico mi marido y yo mientras estaba en hemodiálisis. 


Por supuesto, esta aplicación queda incluida ya en los Recursos para Enfermos Renales de mi blog; por favor, bajadla consultadla y recomendadla, tanto si sois enfermos ERC, cuidadores, como si sois profesionales..., debemos ya prescribir APP's. Y yo os la prescribo.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

(1) Tomado del blog NuestraEnfemrería, «el equipo de Dial Balance está liderado y formado por enfermeras en su mayor parte. Sus componentes son: Mercedes Múñoz Becerra (@cascarasdecoco) y Ruth Molina Fuillerat(@Ruthmoli) enfermeras y autoras principales junto a Manuel Escobar Gómez(@manuel__esc) también autor de la app, además de los colaboradores María Teresa Alvarez albeniz (enfermera), Matilde Checa Galán (enfermera), Sara Guisado Casero (enfermera), Úrsula Molina Sánchez (enfermera), José Manuel Molina Carrasco (enfermero) y Malva Castro González (nutricionista clínica especialista en nutrición renal)»

(2) Gestión de la Innovación en hospitales adaptada a los tiempos de crisis, convocados por SEDISA, ESADE y NOVARTIS
Editado el 12 mayo, por cambio en denominación de app

martes, 28 de abril de 2015

#HigieneManos5M, CONCURSO DE CARTELES Y ESLOGAN «Día del Lavado de Manos»


Sí, por desgracia es necesario seguir celebrando el DÍA DE LA HIGIENE o LAVADO DE MANOS... Se tiene que seguir recordando lo fundamental de este gesto para la seguridad de los enfermos y de nosotros mismos. Pero hay que seguir insistiendo en ello y resaltar la importancia que tiene lavarse las manos en la prevención de infecciones nosocomiales.
      Ana Belén López Cadenas, responsable del blog Chupete, Tirita, Pintalabios y del espacio en Google+, Comunidad de Cuidados, ha planteado este concurso dentro del marco de la Campaña 


#HigieneManos5M (Desafío Mundial 2005-2015):
 Una atención Limpia, es una Atención Segura


Bien, os animo a presentaros. El jurado está compuesto por blogueros enfermeros, entre los que me encuentro y el premio, para cada categoría, Cartel y Eslogan, es una taza decorada por Enfermera en Apuros. Los 5 finalistas de cada categoría también tendrán obsequio por su esfuerzo.
      Las BASES DEL CONCURSO las tenéis aquí abajo; para ampliar, pinchad las fotos.




















¡Suerte a los participantes!

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

lunes, 13 de abril de 2015

No seas «paciente»... Sé enfermo o usuario activo

Foto perteneciente a FotosDeSalud

Todo el que me lee o que me ha escuchado recientemente sabe que no me gusta el concepto de «paciente». Sé que es un concepto legal, jurídico o administrativo, pero en el día a día no me gusta llamar a las personas que atiendo «paciente» Prefiero utilizar otras palabras más adecuadas y, para mí, más acertadas como «enfermo», en caso de que realmente lo esté o «usuario»... Sí, sé que esta última a muchos no les gusta. Pero es exacta y real: las personas que acuden a los servicios de salud para vacunarse o hacerse una revisión ginecológica o de la vista o para control de colesterol..., personas presuntamente sanas, son usuarios de la sanidad.
      En definitiva... no me gusta el concepto de «paciente» y me quedo con el de persona, sana o enferma, «usuario» o «enfermo». Ojo, no intento imponer estos conceptos. 
       ¿Por qué no me gusta el concepto de «paciente»? Para mí es un término obsoleto y clarificador de lo que hasta ayer fue la sanidad tradicional: «paciente» es persona pasiva, que se deja tratar y cuidar por los profesionales de la salud, que acepta diagnósticos, tratamientos y planes de cuidados de enfermería porque quien se los proporciona es un profesional de la salud y está avalado por su saber, por su ciencia... Concepto PASIVO. Yo prefiero encontrarme personas activas en sus procesos de salud y enfermedad. Prefiero personas que atienden de forma activa a lo que los profesionales de la salud les ofertamos, que plantean sus necesidades y sus preferencias a la hora de ser atendidos, tratados, cuidados... Una persona que trabaja CON los profesionales de la salud y que no se deja llevar por la inercia del sistema.
      Me fijo en personas como Ana Hidalgo (Vivir con Insuficiencia Renal) o como Daniel Royo (Diabetes tipo 1) y creo que los profesionales de la salud debemos cambiar el registro. El enfermo debe ser un elemento fundamental en nuestro trabajo y no un ente pasivo al que le cubrimos con el manto protector de nuestro saber. Los servicios de salud deben ser diseñados y planteados teniendo en cuenta a las personas que atendemos...
       Un ejemplo reciente: prescripción enfermera: ¿Le han preguntado a los enfermos qué opinan de este tema? ¿Les han preguntado a los enfermos crónicos cómo se sienten al ser atendidos por los enfermeros y qué opinión les merece la atención+prescripción que ya realizan los profesionales enfermeros desde hace lustros? Estoy segura de que no... en esa negociación faltan muchos representantes de la enfermería y faltan los enfermos y usuarios de la sanidad. Nadie les ha preguntado qué opinión les merece la prescripción que ya realizan los enfermeros desde hace un mínimo de 25 años y medio, que es lo que llevo yo ejerciendo.
      Ese trabajar de espaldas a los enfermos es lo que lleva a que muchas personas enfermas salgan de las consultas hoy día, y de forma sorprendente, teniendo muy claro su diagnóstico y a veces hasta el tratamiento, pero sin saber cómo deben cuidarse en el día a día, teniendo dudas en cómo deben llevar y diseñar sus dietas, su ejercicio físico diario, sus relaciones sexuales, cómo planear las vacaciones y todas esas cuestiones cotidianas que siempre se ven alteradas por una enfermedad aguda, pero sobre todo que siempre se ven trastocadas por el enorme elenco de enfermedades crónicas. Se nos olvida en las plantas de los hospitales y en las consultas de primaria que esa persona con su flamante (o no) enfermedad vive a diario una vida con un sinfín de actividades cotidianas, con un trabajo u oficio, con unas expectativas de vida, con unas costumbres y rutinas que casi siempre la enfermedad modifica, altera o trastoca definitivamente.
      En mi blog las menos, pero sobre todo por mail recibo consultas de enfermos (casi todos con procesos renales crónicos) que no saben cómo llevar la dieta para enfermos ERC, que no saben cómo cuidar su fístula, que no saben si pueden irse de vacaciones, que no saben si entrarán en diálisis y como les alterará esto su VIDA... y siento mucho pesar e impotencia, porque eso sí, todos saben su cifra de creatinina y su urea y su colesterol... pero todos me preguntan con angustia y temor sobre qué hacer en su día a día. Los enfermos son tratados como pacientes en las consultas y en las plantas. Si les viéramos como personas enfermas creo que esto no sucedería: no dejaríamos que ninguna se fuera a casa con dudas o angustias y les proporcionaríamos una vía activa de comunicación con  nosotros para que puedan ir solventando las que les puedan surgir una vez recuperada su rutina. Les prescribiríamos APP's y blogs/webs que traten sobre su proceso y les derivaríamos a escuelas de pacientes o centros donde les proporcionaran la formación y herramientas que facilitaran el manejo de su proceso... Les facilitariamos lo necesario para ser enfermos activos y expertos de su enfermedad. 
      Creo que debemos cambiar el registro y plantearnos de una vez por todas y de forma real qué tipo de persona tenemos enfrente y qué necesita de nosotros como profesionales, cada uno en la medida de su individualidad.
      Dejemos de ver a PACIENTES y veamos PERSONAS. 

Y, por ahora nada más. Cuidaos, por favor...


jueves, 9 de abril de 2015

Tarde y mal. No Me siento representada...


El CGE ha tardado demasiado en dar una respuesta a las dañinas palabras del OMC, esas que nos lanzaban a la cara afirmando que la prescripción enfermera es un peligro para el enfermo o algo así…, palabras que, todo sea dicho, no reflejan el sentir de todos los médicos, pero esa es otra cuestión. En fin.
      Muchos pensábamos que el CGE tardaba en reaccionar porque estaba organizando una respuesta elaborada con argumentos irrebatibles sobre la idoneidad de la prescripción enfermera, con datos y una exposición detallada y comparada de nuestra actividad esa que se lleva a cabo a diario con magníficos resultados y un gran beneficio para enfermos y usuarios, que se explicaría y darían datos de la prescripción enfermera andaluza, de nuestro quehacer en comparativas con enfermeras de otros países… Pues no.
      La imagen, para mí, patética que se vio ayer en los medios (con descalificaciones innecesarias; pienso que con argumentar era suficiente) no quiero que me refleje como enfermera. No quiero que esas palabras me representen. Porque los medios hablan de guerra… ¿qué guerra? Ni yo ni la mayoría de los enfermeros estamos en guerra contra nadie. No tenemos enemigos, que sepamos… No luchamos contra nadie. Nuestra reivindicación de días atrás iba y va en defensa de nuestro quehacer y en el rechazo de unas manifestaciones que consideramos injustas y alejadas de la realidad cotidiana del trabajo de enfermería. Protestábamos contra palabras que reflejan el sentir de una parte de los médicos españoles, porque no todos los médicos opinan como la OMC. No, no vamos contra nadie.
      ¿Guerra? ¿Qué guerra, madre del amor hermoso? Hoy tengo la desagradable sensación, y lo digo con enorme pesar, que mejor habría sido que nuestros representantes no hubieran dicho nada. Porque la sensación de desaliento que ha generado es más dañina que el desagrado que sentimos el otro día por las desafortunadas palabras del OMC. Porque yo considero que, para que defiendan así mis intereses mejor me lo soluciono yo sola. Uno es dueño de sus silencios, pero es esclavo de sus palabras… Por supuesto, esta máxima no es mía pero se la prescribo a nuestros dirigentes.
      Me retiro a mis quehaceres, que junto a de miles de enfermeros de este país pasa por hacer nuestro trabajo de la mejor forma posible, seguir prescribiendo en el ámbito de nuestros cuidados de enfermería como lo hacemos a diario en un marco de triste alegalidad que una norma injusta nos ha impuesto y defender una imagen enfermera profesional, científica, responsable, moderna y… pacífica.
  Invito a leer a Comisión Gestora, «Un tiro en el pie #NoEsMiGuerra» y me sumo a sus palabras llenas de sentido, inteligencia y honestidad. #AsíSí 

lunes, 30 de marzo de 2015

#PrescripciónEnfermeraImprescindible

Image courtesy of pandpstock001 at FreeDigitalPhotos.net

En estos días se está dirimiendo el futuro de la Prescripción Enfermera. Enfermería debe tener regulado su quehacer diario... porque a diario la enfermera/o prescribe. A diario, sí, solo que sus acciones se encuentran en un limbo de alegalidad. No me voy a extender en este término.

Una vez más nos GOBIERNAN otros y nos vemos mangoneados por otro estamento (en la figura jurídica de sus más altas jerarquías) que decide lo que enfermería puede o no hacer en su trabajo diario. No queremos, insisto, hacer recetas ni prescribir nada que no nos corresponde; queremos tener cobertura legal a lo que YA HACEMOS A DIARIO desde hace muchísimos años (Ana Junquera). Pero leo en «El País» o en cualquier otro medio: «Los médicos advierten de los “graves riesgos” de que los enfermeros receten» y siento que nos mangonean una vez más, que el poder del lobby médico le ha calentado la oreja al ministro, ministro que quizá sabe mucho, pero con sus afirmaciones sobre Enfermería demuestra que ignora también bastante, y me invade el desánimo. Nos gobierna de forma dictatorial un poder que no va a dejar que enfermería, que ya es grado, vuele a sus anchas. No deberíamos de ser caciqueados durante mucho más tiempo por los que nos disponen techos de cristal cada vez más bajos temiendo nadie sabe qué... quizá no lo saben ni ellos. El respeto que en otros países se tiene por sus enfermeras/os está muy lejos de ser el que se tiene en este país, por lo menos con lo que respecta a los legisladores. El respeto de nuestros enfermos y usuarios de la sanidad hace tiempo ya que lo hemos conseguido y, la mayor parte de nosotros, trabajamos a diario por conservarlo y mejorarlo.

Es curioso que otros que sí prescriben con un nivel similar al de Enfermería, como Podología tiene un bagaje formativo en farmacología similar al de Enfermería (Esther Gorjón). Y ellos prescriben sin complejos ni suspicacias por parte de los legisladores y el lobby médico.

Señores que legislan:
  • A mí, a nosotros sólo nos interesan y preocupan nuestros enfermos y usuarios de la sanidad
  • Yo no quiero ni ansío «poder» hacer nada que no hago ya...
  • Yo no quiero quitarle nada a nadie...
  • Yo no quiero que nadie se sienta acomplejado o atacado por mi labor como enfermera...
  • Yo sólo quiero hacer mi trabajo, cuidar a las personas que atiendo con y gracias a mi profesión.
  • Quiero que se regule de una puñetera vez lo que hago a diario. Quiero que se legisle sin disposiciones transitorias, sin funciones delegadas de quien no tiene ya que «delegarme» nada.
  • Quiero hacer mi trabajo y quiero que mis compañeros puedan hacer el suyo. Quiero trabajar con los médicos sin tiranteces ni miradas de soslayo reales o imaginarias. Yo respeto su labor... solo pido el mismo respeto.
Los que piensan legislar contra la capacidad de la enfermería en prescribir, defienden sus tesis amparándose en el interés que muestran sobre los enfermos y usuarios de la sanidad, pero demuestran que desconocen por completo la realidad cotidiana de los centros hospitalarios y de atención primaria de nuestro país... (@cuidandosfs dixit) Porque la realidad entre médicos/médicas y enfermeros/enfermeras en nuestro país es otra, Es otra en su gran mayoría, basada en el respeto mutuo y en el deseo de un trabajo en equipo cuyo único beneficiado sea el enfermo y usuario de la sanidad no, los egos de nadie y ni el coto de poder de nadie. Los que legislan se encuentran muy lejos física y mentalmente de esta realidad. Creo que parece que alguien nos quiere enfrentar... no sé, es como una sensación. Si a esos que nos niegan lo que hacemos por derecho les interesara de verdad el enfermo y sus necesidades regularían nuestra labor tal y como la llevamos a cabo hoy día.

Por cierto... y nuestro «lobby» enfermero, ¿donde está? ¿Que opina, a todo esto? ¿Existe el «lobby» enfermero...? ¿Quien representa los intereses de las/los enfermeras/os? Uhhhmmm... El silencio es ensordecedor.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...