Política de cookies

viernes, 25 de julio de 2014

#DONARENVIDA; Donación de vivo III: «EL DONANTE DONA»

Finalizo esta serie de entradas relativas a la DONACIÓN DE VIVO con la última fase, que supone la preparación del donante. Esta última parte se llevará a cabo cuando ya se conoce fecha para la donación de familiar (Donante-PacienteERC compatibles) o cuando en la lista de donación cruzada (Donante-PacienteERC No compatibles) ha surgido otra pareja compatible y ya se sabe la fecha probable de intervención para el trasplante. En ambos casos la preparación será la misma.

En esta recta final, el nefrólogo recopilará toda la documentación clínica que dispone del donante vivo y la revisará por si falta alguna prueba por realizar o es necesario actualizar alguna. Es necesario que recuerde que, desde que se selecciona a una pareja para donación cruzada hasta que se hace realidad esta posibilidad, pueden pasar varios años y algunas pruebas deban repetirse, como analíticas de sangre y orina, radiografías, ecografías, TAC... así como también se considere oportuno que el urólogo vea nuevamente en consulta al donante vivo. En este paso el urólogo explicará al donante qué tipo de intervención llevará a cabo y por qué, así como solventará las dudas que puedan surgir.
      También serán necesario estos pasos:
  1. Consulta de pre-anestesia: el anestesista verá al donante en consulta. Revisará las pruebas realizadas, realizará revisión de historial médico, haciendo especial referencia a intervenciones anteriores y tipo de anestesia que se llevó a cabo y explicará al donante qué tipo de preparación llevará a cabo, qué tipo de anestesia le será practicado y responderá a todas las dudas que puedan surgir.
  2. Consulta de Enfermería de Urología:  este paso se lleva a cabo para tomar una muestra de sangre para pruebas cruzadas (para preparar sangre en caso de que sea necesario hacer alguna transfusión); además, la enfermera te explicará que preparación debes llevar a cabo en casa los días previos al ingreso: dieta, enemas, laxantes, rasurado..., cuiados en general. Todo dependerá del tipo de intervención que te realicen: cirugía abierta o laparotomía.
  3. Comité de Ética para la Asistencia Sanitaria: este paso es imprescindible para que queden asentadas perfectamente las bases de la idoneidad del donante vivo y que la donación se lleva a cabo de forma segura para el donante, desinteresada y sin coacciones, de forma completamente libre. (Aspectos éticos de la donación renal de vivo, Casares, Miguel. Nefrologia 2010;30 Suppl(2):14-22): «En nuestro país, en virtud de la normativa que regula el trasplante renal de vivo, los CEAS deben participar en el proceso en todos los casos. Su labor consiste en elaborar un informe sobre la libre elección del donante. Para ello, el comité evaluará la documentación aportada por el responsable del programa de trasplante de vivo (o la persona que designe) y se entrevistará con el donante en caso de considerarlo necesario» El donante debe entender que entra en quirófano sano y que saldrá con su salud parcialmente menoscabada, lo que puede suponer un riesgo para su salud futura. Este riesgo debe quedar clarísimo para el donante y debe aceptarlo como parte del proceso de donación. Si al CEAS le queda alguna duda, puede rechazar al donante, sobre todo ante posibles dudas básicas, conceptos no claros o coacciones de algún tipo. Esto no implica que no se pueda realizar esa donación y el trasplante de forma definitiva, solo supone un aplazo hasta que las condiciones sean mejores. También puede rechazar a un donante de forma definitiva, por las razones que consideren oportunas en el ámbito de su competencia.
  4. Firma en el Registro Civil ante el juez: este paso forma parte del proceso legal que supone la donación en vivo de una persona. Ante el juez se presentan el donante, los médicos responsables de la donación (nefrólogo y urólogo) y el representante médico del hospital, que establece que la donación se realiza en un establecimiento hospitalario que reune todas las condiciones (muy complejas) que suponen un trasplante, tanto de donante familiar como de donación cruzada, teniendo en cuenta que este tipo concreto, a veces, se lleva a cabo entre provincias y CCAA diferentes, que se deben coordinar, que se tiene trasladar el órgano donado por medio aéreo... todo un complejo entramando que el hospital debe asumir y que debe garantizar que funciona. Por supuesto, el juez realiza varias preguntas a todos los asistentes, varias más al donante, y al final firman el documento. Una copia se la lleva el donante.
Una vez realizado todo esto y llegada la fecha, PacienteERC y Donante ingresan en el hospital la tarde anterior a la intervención. Ingresan en plantas distintas, si así lo requiere la organización del hospital, porque el donante va a Urología y el PacienteERC ingresa en Trasplantes de Nefrología. Por supuesto, esto depende del centro y de cómo esté organizado. 
  • Preparación: una vez que el donante ingresa en planta, se le dará camisón, se le rasurará, se le pondrá enema de limpieza y se le explicará qué dieta llevará esa noche (líquida), qué medicación se le dará antes de acostarse y antes de ir a quirófano; se le darán medias antitrombosis y se le indicará que por la mañana, antes de ir a quirófano, se le despertará para que se duche, se ponga camisón limpio y las medias. Todo esto lo realizará enfermería.
  • Quirófano: en quirófano se le cogerá una vía periférica, se le pondrá la epidural con catéter (para controlar dolor posquirúrgico), se le duerme y anestesia. La intervención puede ser por laparotomía, es decir, incisión de mediano tamaño en abdomen para extraer el riñón, o por cirugía abierta, en la que se abre el abdomen por el lateral para la extracción expuesta del riñón. Cada tipo de intervención lo decide el urólogo, que es el que interviene como cirujano. Cuando acaba la intervención, el donante pasa a Reaninamción o Despertar (cada sitio tiene su nomenclatura para la sala de cuidados postoperatorios intensivos). Una vez que está controlado y no hay riesgo aparente (2-5 horas...) pasa de nuevo a planta.
  • Postoperatorio inmediato: debo decir sin intención alguna de asustar ni de producir encogimientos, que el postoperatorio de una donación es bastante molesto. Aunque se controla bien el dolor, las molestias son algo a tener en cuenta. Se sale con sondaje vesical (para controlar la diuresis), drenaje en la herida (sobre todo en cirugía abierta). Se pasará en reposo absoluto en cama por lo menos 24-48 horas, con las medias antitrombosis puestas y con dieta absoluta hasta que no se recupere ruidos abdominales. Es frecuente sufrir importante dolor dorsal, sobre todo en la zona lumbar, debido a la postura en la que se colocó al donante en la mesa de quirófano. También dolores de cabeza, por la epidural. Se vigila con frecuencia las constantes vitales (TA, fiebre...) y el drenado de la sonda vesical y de la herida. En dos días te retiran todo si no ha existido complicaciones y te dejan levantar. Se prueba tolerancia con líquidos y si no hay problemas, dieta líquida y blanda en progresión, según evolución.
  • Postoperatorio domiciliario: en 5-7 días, según los casos, el urólogo dará el alta hospitalaria al donante si todo ha ido bien. Se deberá llevar faja abdominal durante las primeras semanas para descargar el esfuerzo del tronco. Reposo relativo y vida tranquila, sin esfuerzos. Recuerdo: el dolor en tronco, tanto zona dorsal como ventral, es totalmente normal y muy limitante para el desarrollo de las actividades noramles de la vida diaria. Durará durante semanas. Los puntos o grapas se retiran a los 10-12 días.
El urólogo y el nefrólogo verán al donante, con analítica previa de control, en consultas externas, varias semanas después de la intervención. Si todo va bien, el urólogo le dará el alta al donante y será el nefrólogo el que le hará las revisiones periódicas que estime oportuno según protocolo.

PACIENTE-ERC
Nos hemos dejado de lado al personaje principal de todo este complejo entramado y único objetivo en el acto de donar. He querido dar más protagonismo a los pasos que debe dar el donante vivo por razones obvias. Pero quiero hacer un pequeño epígrafe para que sepan qué pasa con el receptor de este proceso. El pacienteERC. 
      Durante varios días antes (2-3), los que estime el nefrólogo, el pacienteERC tomará medicación inmunosupresora, cuyo fin es que cuando le trasplanten y le pongan el injerto, sus defensas ya estén adormecidas y no puedan reaccionar con un rechazo inmediato. Esta medicación se seguirá tomando ya de por vida, en los fármacos, dosis y pautas que cada nefrólogo establezca para cada paciente.
      El pacienteERC ingresa en nefrología, en su sección de trasplantes. Se le realizará una preparación en planta muy similar a la del donante: rasurado, premedicación, dieta, enemas... 
      El día del trasplante, primero se interviene al donante. El receptor-pacienteERC debe esperar a que extraigan el injerto. Si encima es trasplante cruzado, debe esperar que el órgano viaje desde su origen. Por ello pueden pasar varias horas hasta que entre en quirófano. 
      Una vez intervenido, pasará a la UCI. Allí estará mínimo 24 horas, si todo va bien. Una vez que se ve que todo está bien y sin complicaciones, pasará a la unidad de trasplantados, en donde se le ingresará en una habitación individual de AISLAMIENTO. Esto supone que toda persona que entre debe hacerlo con bata, guantes, mascarillas y calzas y que no se aceptan visitas; la persona que permanezca con el pacienteERC debe hacerlo por acompañamiento y ayuda, no como visita. Esto es así porque las defensas del pacienteERC están muy bajas, efecto buscado con la medicación inmunosupresora para evitar el rechazo al nuevo injerto; cualquier exposición a microorganismos patógenos puede suponer una complicación importantísima. Estará con una vía central (cogida en cuello o subclavia), sonda vesical, drenajes. Todo un abanico de tubos que puede impresionar a primera vista, pero todo necesario y que se irá retirando poco a poco según el paciente vaya mejorando. El momento mejor y más inmenso es cuando el paciente vuelve a orinar por sí mismo, sobre todo si llevaba sin orinar años.
      Entre unos 10 días más o menos el pacienteERC puede ser dado de alta hospitalaria y regresar a casa. Las molestias que puedan sufrir son muy similares a las del donante; debe evitar aglomeraciones o sitios saturados de gente. Deberá llevar mascarilla en sitios con mucha gente; evitar besos y abrazos y exponerse a personas que sufran cualquier tipo de infección, por muy banal que sea.
      Los controles en nefrologías serán cada pocos días o semanales en los primeras semanas con las analíticas correspondientes. Estas priemras semanas son primordiales para valorar que el nuevo riñón funciona bien y que no existen complicaciones.
      Os recomiendo que visitéis la página de Ana Hidalgo: es una paciente ya trasplantada que ha pasado por esto y que sabe muy bien de lo que habla. En su página web
      encontraréis toda la información necesaria, tanto si eres pacienteERC en dialisis como si ya has pasado por un trasplante. Una de sus entradas: Me acaban de trasplantar... ¿y ahora qué? es batante elocuente con respecto a lo que podéis encontrar. Su experiencia es una buena guía junto a la ayuda que os prestará vuestro nefrólogo y vuestros enfermeros. No dudéis en preguntar TODO LO QUE OS PREOCUPE, no salgáis de la consulta del médico/enfermero sin haber preguntado y aclarado todas vuestras dudas,sean las que sean. Están para eso.

Esto es todo. 
      Hasta aquí la serie de entradas relativas a #donarenvida. Espero que tengáis ya claro en qué consiste, cómo funciona el sistema y cómo podéis afrontar esta posibilidad. Espero que mi propia esperiencia os haya servido de algo. Os animo a que os lo planteeis como una posibilidad, porque tal como decía en mi primera entrada, «DONO»:
  • para animar a otras personas a que se hagan DONANTES VIVOS DE TEJIDOS
  • porque esto sale BIEN 
  • porque se ayuda a OTRAS personas... y a tu familiar enfermo 
  • porque MERECE LA PENA 
  • porque salir de la Diálisis, sea cual sea su modalidad, es MEJORAR EN CALIDAD DE VIDA 
  • porque SE PUEDE HACER 
  • porque es un gesto HUMANO, SOLIDARIO Y GRATIFICANTE. Muy gratificante.
Y, por ahora, nada más. Cuidáos, por favor...

viernes, 18 de julio de 2014

#DONARENVIDA; Donación de vivo II: «SER DONANTE VIVO»

Editado  19 julio 2014
Tal como se indicó en la entrada anterior, serán el urólogo y el nefrólogo de un paciente con ERC los que establezcan que ese paciente es apto para recibir un trasplante. De entrada, todo paciente apto para trasplante, entra en la conocida como LISTA DE TRASPLANTE habitual, es decir, la lista de trasplante de cadáver o de pacientes en asistolia. En esta lista están los pacientes que pueden, digamos, aguantar esta espera porque están en diálisis o su situación es estable. Si su situación de base se agravara o empeorara por alguna razón y su única salida es un trasplante, ese paciente entraría en lo que se conoce como CÓDIGO CERO..., esto supone que ese paciente no puede esperar en su lista provincial o regional y que en cuanto salga un injerto compatible en cualquier parte del territorio nacional será para él.
      Bien, esto que acabo de explicar es sólo a título informativo, pero no es lo que nos interesa... no es el motivo de esta entrada.

Un paciente en LISTA DE ESPERA PARA TRASPLANTE, puede tener un familiar o amigo dispuesto para donar, en este caso un riñón, para él. Nos encontramos, entonces con lo que se conoce como DONANTE VIVO. 
¿Quién puede ser donante vivo? La ONT nos lo indica en su página web:

La donación de vivo es posible si se cumplen las condiciones y requisitos establecidos por la Ley. El donante ha de ser mayor de edad y gozar de buena salud física y mental. La Ley incluye los pasos a seguir por todos los implicados: profesionales médicos y personal judicial y  donante y receptor; para garantizar los derechos de ambas partes, la libertad en las decisiones, voluntariedad, gratuidad y altruismo. Dado que cada caso tiene sus propias particularidades, las recomendaciones son consultar todas las dudas al equipo médico responsable del enfermo

¿Cómo se actúa?
Bien, cuando alguien se presta voluntario como donante vivo, ese paciente ERC le notifica a su nefrólogo que tiene un candidato para que le done en vivo un riñón. El nefrólogo entonces notificará al servicio de trasplantes esta circunstancia (o se encargará él mismo de darle curso) y al donante vivo se le citará y recibirá en la consulta de TRASPLANTE.
¿Cuál es el protocolo?
El proceso es complejo. Se puede leer al completo en qué consiste en este documento:
Miguel Ángel Gentil Govantes, Porfirio Pereira Palomo
Nefrologia 2010;30(Suppl. 2):47-59

      El nefrólogo recibirá al donante potencial en consulta sin que el paciente ERC familiar/amigo suyo esté presente. El médico, entonces, le explorará, le hará una Historia Clínica completa y filtrará, digamos, en primera línea que ese donante concurre de forma voluntaria, sabiendo a qué se enfrenta y sin coacciones de ningún tipo. Ante la más mínima duda a este respecto, este donante no suele ser aceptado. Si no es el caso, es decir, el donante cumple con los requisitos previos antes indicados, el nefrólogo pasará a realizarle las pruebas de compatibilidad DONANTE-RECEPTOR, es decir, realizará pruebas de grupo ABO y Rh, HLA... para valorar si el organismo del donante es compatible con el receptor. Estas pruebas establecen que el donante potencial tiene el mismo grupo sanguíneo que el enfermo ERC, que su Rh es compatible, y que sus tejidos también son compatibles, es decir, que el sistema inmunológico del RECEPTOR no atacará como «extraño» al injerto que se le trasplante. Como se pueden imaginar, este paso es fundamental. Ya de por sí el injerto será siempre un cuerpo extraño en el organismo del receptor, pero si se parecen mucho, mucho, si son muy semejantes, es decir, si son muy compatibles, las posibilidades de rechazo, de que el organismo del receptor ataque como extraño a ese injerto, serán menores.
      Ante esta situación, es decir, una vez que se le hacen estas pruebas iniciales al donante potencial, puede ser que que sucedan dos cosas:
  • que el DONANTE sea COMPATIBLE con el RECEPTOR
  • que el DONANTE NO sea COMPATIBLE con el RECEPTOR.
Vamos a ver qué sucede en cada caso.
A. DONANTE Y RECEPTOR SON COMPATIBLES:
Esta situación es la ideal, es decir, un donante familiar será el donante vivo del paciente ERC. Se les realizaran todas las pruebas pertinentes, tanto a donante como a receptor. 
  • Donante: se establecerá con todas la pruebas necesarias que está sano no sólo en sentido físico, si no a nivel psicológico y social. Ya se explicará más adelante en qué consisten estas pruebas.
  • Receptor: el nefrólogo complementará las pruebas que considere oportuno para establecer que el paciente ERC puede afrontar una intervención quirúrgica del calibre de un trasplante, que como se pueden imaginar es una cirugía mayor de enorme calado.Esto es así porque desde que se le incluyó en lista de trasplante normal pueden haber pasado cierto tiempo. Esto hay que actualizarlo.
Una vez llegado a este punto, que el paciente ERC tiene ya un donante vivo, al paciente se le saca de la lista de trasplante normal de cadáver/asistolia. Deja su sitio, por decirlo de una forma didáctica, a otros pacientes que esperan.
B. DONANTE Y RECEPTOR NO SON COMPATIBLES:
Hace unos años, si sucedía esto, pues todo el proceso se veía paralizado en este punto. Pero hace unos años, desde 2009, la ONT  incluyó en su cartera de trasplantes con donante vivo la posiblidad de TRASPLANTE CRUZADO. ¿En qué consiste? Pues supone que un familar no compatible con un paciente ERC done un riñón a otra pareja que está en su misma situación. Es sistema no es más que un intercambio entre dos parejas formadas por paciente-donante. De esta forma un paciente ERC puede verse beneficiado de un trasplante de vivo aunque su familiar donante no sea compatible con él.
      En este caso, a diferencia del caso anterior de donante y receptor compatibles, el proceso de donación y trasplante no es inmediato. El paciente ERC y su donante vivo entran en otra lista de trasplante, LA LISTA DE TRASPLANTE CRUZADO.  En esta «lista» se cruzan de forma periódica todas las parejas apuntadas e incluidas en el sistema, con el objetivo de obtener cruces de compatibilidad; se puede hacer de pareja en pareja o en forma de cadena de trasplante, lo que por supuesto, aumenta la complejidad del sistema. A veces, entra en la cadena entra un donante vivo que no tiene pareja receptora, es decir, que no tienen ningún familiar enfermo ERC. Es una persona que dona de forma totalmente altruista, sin ayudar a un familiar en el proceso. Es lo que se conoce como DONACIÓN ALTRUISTA o, para los que gustan de nombres más literarios, donante samaritano.
      Mientras paciente ERC y donante vivo esperan a que el sistema de la ONT encuentre una pareja compatible, este paciente está en dos listas, en la LISTA DE TRASPLANTE NORMAL DE CADÁVER/ASISTOLIA y en la LISTA DE TRASPLANTE CRUZADO. Se le trasplantará por cualquiera de los dos sistemas; sólo depende cual de las dos listas le da una compatibilidad adecuada para ello.

¿Qué pruebas se le realiza al DONANTE VIVO?
En el documento anrriba indicado (Estudio y selección del donante vivo de riñón. Miguel Ángel Gentil Govantes, Porfirio Pereira Palomo. Nefrologia 2010;30(Suppl. 2):47-59) se especifican todas las pruebas que se le realizan a los candidatos a donante vivo. Pero voy a resumirlas en esta entrada, para facilitar su comprensión:
  1. Primera fase: estas pruebas van dirigidas a establecer si el candidato a donante vivo reúne los requisitos físicos adecuados para cumplir con su intención de donar. Se realizan pruebas físicas: análisis de sangre y orina, electrocardiograma, radiografías, ecografías, curva de glucemia (para descartar posibles diabéticos sublcínicos). Si el candidato a donante sufre sobrepeso u obesidad debe adelgazar. ¿Por qué? Pues porque el donante, tras la extirpación de su riñón, debe quedar en las mejores condiciones físicas que no hagan pensar que en pocos años será un enfermo renal y precisará alguna forma de diálisis/trasplante. La obesidad es factor de riesgo de todas las patologías que afectan de forma directa a la función renal (diabetes, cardiopatías, HTA...). Ser diabético, sufrir HTA, obesidad... son motivos por los que serán rechazados como donantes vivos.
  2. Segunda fase: una vez superada la primera tanda y si eres aceptado como candidato posible a donar en vivo, el nefrólogo pasa a valorar que estás sano por completo, por lo menos en todas las situaciones detectables a NIVEL FÍSICO de forma no cruenta. Se pasan a realizar pruebas que descartan tumores, patologías cardíacas y circulatorias, patologías renales; se realizan angiotacTAC para valorar forma, tamaño y vascularización de ambos riñones; también se pasa por la consulta del urólogo, que es el que realizará la extracción del riñón si se llegara a buen término. También se pasa por la consulta del PSICÓLOGO, por razones obvias, y por la consulta de un TRABAJADOR SOCIAL, que valora si el entorno familiar, económico, laboral, relacional de donante vivo y receptor son adecuados. 
Una vez pasadas estas dos fases, el nefrólogo reune todas las pruebas e informes que le lleguen y dará el dictamen al candidato a donante en vivo. Establecerá si es apto o no apto. Si considera que SÍ ES APTO te pondrá por delante un formulario de varias páginas que no será otra cosa que un Consentimiento Informado de Trasplante de Vivo, que recomiendo leer con detenimiento y preguntando al médico todo lo que no se entienda: es fundamental que el donante vivo entienda los riesgos a los que se enfrenta  durante y después de la intervención; que entrará sano a un quirófano y que saldrá menos sano de lo que entra; que tener un sólo riñón permite llevar una vida normal y saludable, pero que es un riesgo a todas luces para un futuro aún por determinar en la persona que se enfrenta a una donación en vivo... Insisto, es fundamental leerlo con detenimiento, preguntar lo que no se entienda y no firmar si no se está absolutamente convencido de lo que se está haciendo.
      Una vez firmado es Consentimiento Informado, el nefrólogo lo guardará en la historia del donante vivo.

Bueno, lo dejo aquí por ahora. En la siguiente y última entrada sobre este tema, ya explicaré cómo son los últimos pasos, cuando ya está inminente el trasplante y se tiene fecha. No deseo saturar con demasiados datos e información. Me gustaría saber que todo lo que explico se entiende y está claro.

Y, por ahora, nada más. Cuidáos, por favor...

viernes, 11 de julio de 2014

#DonarEnVida y la Blogosfera

Editado 13 de julio 2013
Tengo que dar las gracias a todos los blogueros que me han dedicado una entrada en sus espacios, que han dedicado un ratito a hablar/escribir esta campaña #DonarEnVida que se ha covertido en uno de los objetivos de mí, como persona y de mí como enfermera.
      Hemos recibido en estos días cientos de mensajes... ¡¡no exagero!! lo que he recibido por móvil y por Twitter y por Facebook y por más redes sociales, han sido más de doscientos mensajes, yo que por regla general casi ni miro el móvil y casi ni se me nombra en Twitter. Ha sido impresionante, de corazón lo digo.
     Por ello quería recopilar todas las entradas que mis compañeros han dedicado en estos días de recuperación y que tanto a mi ser querido como a mí, nos han llenado el corazón de ese calorcito del güeno, que emociona y que anima a seguir adelante. GRACIAS

El orden viene determinado por el orden en que he ido teniendo noticia de estas entradas. Os presento a mis compañeros blogueros, sus rostros, sus espacios blogueros y sus entradas.

ANA LÓPEZ CADENAS. SU BLOG. «CHUPETE, TIRITA, PINTALABIOS»

Ha dedicado ni más ni menos que dos entradas.

Tengo algo para ti, #DonarEnVida

Yo dono




IRENE FERB. SU BLOG: «SOY ENFERMERA Y ME ENFERMO CADA VEZ QUE LO PIENSO»





    Donar en vida







    FERNANDO CAMPAÑA. SU BLOG: «NUESTRA ENFERMERÍA» 



     @Lolamont, hoy te escribimos nosotros. #Donarenvida





    TERESA PÉREZ JIMÉNEZ. SU BLOG: «ENFERMERA DE VOCACIÓN»






    XOSE M. MEIJOME. SU BLOG. «CUADERNILLO D@ ENFERME(I)R@»











    JAVIER MANUEL YAGÜE. SU BLOG: «BIOÉTICA PARA ENFERMERAS»



    Lola Montalvo o cuando la felicidad es posible






    SONIA PALENCIA. SU BLOG: «ENFERMERA DE TRINCHERA»



    @Lolamont. Donar en vida







    ANA MARÍA MEDINA REINA. SU BLOG: «NIGHTINGALE&CO» 
    (blog coral, del que forman parte varios enfemreros más, entre otros Sara Lospitao, Marcos Rubio, Mayte Camacho, Tomy Martínez, Alicia García y  María Pilar Nuñez)



    Querida Lola: quien salva una vida...






    ROCÍO SERANTES VERGARA. su BLOG: «CONTACTO ENFERMERÍA»
    (blog compartido con  Manu González)







    Donar merece la pena




    MIGUEL ÁNGEL MAÑEZ. su blog: «SALUD CON COSAS»





     Restos de domingo






    PILAR LÓPEZ. SU BLOG: «LA PILDORITA 2.0»




     Mi riñón nos salvará la vida
    (entrada antigua pero que refleja el espíritu de esta entrada en mi blog)







    ANA HIDLAGO. SU BLOG: «VIVIR CON INSUFICIENCIA RENAL»



     «La vida sigue» testimonio de una donante en vivo
    No ha escrito esta entrada por mí. Ha recogido un testimonio de una donante en vivo anónima. Una de las muhcas personas que dan este paso a diario sin que nadie se entere





    Bueno, espero de corazón que no se me haya olvidado nadie y ningún espacio. Si es así, por favor que alguien me lo haga saber. Quiero que en mi blog de enfermería destaque el esfuerzo de otros colegas por proporcionar información sobre esta donación que hemos vivido, con el interés de que se conozca, de darle repercusión y de fomentar la donación de vivo, con el mismo esfuerzo e interés que he puesto yo.

    A todos, a todas... ¡¡¡muchísimas gracias por todo,
     con mi cariño!!!

    Y, por ahora, nada más. Cuidáos, por favor...

    LinkWithin

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...